Violencia entre padres afecta a los menores

Por: Denice Ramírez

Trabajar para prevenir la omisión de cuidados y maltrato a los menores se debe hacer desde el hogar, pues la violencia entre los padres, aunque no se realice de manera física contra los hijos, los afecta, además de que las pláticas prematrimoniales son importantes, destacó Rocío Manzano Cháidez, directora general del DIF Estatal.

El no saber controlar las emociones en los padres detona violencia, que las parejas se griten y falten al respeto, no necesariamente le tienen que pegar a los hijos, pero ya están recibiendo violencia emocional al estar expuestos a las peleas de los progenitores, por lo que al momento de ser jóvenes o adultos reaccionan de esa misma manera.

Afirmó que el rechazo en el Congreso del Estado de no establecer como obligatorias las pláticas prematrimoniales al adquirir este compromiso por el Registro Civil, y al ser de manera voluntaria, es una de las cuestiones que pueden afectar y generar violencia.

La estadística de los matrimonios que se dieron el año pasado y que recibieron pláticas matrimoniales presentan una baja incidencia de divorcio, por lo que destacó la importancia de tomar ese tipo de dinámicas.

El que la violencia familiar vaya en aumento precisó que se deriva de muchas cosas, por eso a los padres les corresponde prepararse, capacitarse y recibir atención. Sabe que la cuestión económica influye en el ambiente del hogar, pero dijo que es necesario apartar esos problemas de la convivencia diaria.

Dijo que desafortunadamente los niños de la entidad sí sufren violencia, siendo por omisión de cuidados los casos de denuncia más frecuente, seguidos por violencia intrafamiliar, física y sexual desde exhibición o tocamiento hasta violación.

Cuando se da a conocer una denuncia o queja por cualquier medio el equipo de Trabajo Social del DIF acude para checar la situación, si se comprueba falta de cuidados se cita a los padres, pero depende del grado de violencia que se haya ejercido y si pone en riesgo la salud y vida de los menores, de ser así se resguardan en Casa Hogar.

La Procuraduría de Niñas, Niños y Adolescentes tiene la obligación de velar que se respeten los derechos de los niños y brindar amonestaciones y recomendaciones a los padres para restituir esos derechos, para así tener la certeza de que ya no será víctima de omisión o violentado.

La directora no precisó un rango de edad de niños violentados, expresó que tampoco hay un género  que sea mayor afectado, pues desde pequeños hasta adolescentes sufren violencia.