Inicio > Noticias > Internacional > Violencia xenófoba en Sudáfrica desata ola de críticas en continente africano

Violencia xenófoba en Sudáfrica desata ola de críticas en continente africano

Johannesburgo, 4 sep (EFE).- Los episodios de saqueos y ataques xenófobos ocurridos en Johannesburgo y sus alrededores en los últimos días han desencadenado una lluvia de críticas contra Sudáfrica por parte de gobiernos y personalidades de África e, incluso, han motivado la anulación de un partido amistoso de fútbol contra Zambia.

Nigeria, Etiopía, Zimbabue, la propia Zambia o la Unión Africana (UA) son algunos de los actores que han emitido mensajes de condena por la violencia en Sudáfrica y han instado a sus ciudadanos migrantes a extremar la precaución.

Los saqueos y disturbios fueron especialmente graves entre el domingo y anoche, período en el que hubo al menos 5 muertos y casi 300 detenidos en distintas zonas de Johannesburgo y el cinturón metropolitano hasta la vecina Pretoria, informó la Policía en un comunicado.

Pero la situación sigue siendo tensa hoy, con preocupación por la seguridad de los comerciantes de origen extranjero cuyos negocios son el blanco principal de los ataques.

Se produjeron, además, justo en los días previos a que Sudáfrica estuviera en el foco de la atención del continente por el inicio hoy, en Ciudad del Cabo, de la edición para África del Foro Económico Mundial.

“El presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, condena con la mayor firmeza los actos de violencia cometidos en Sudáfrica contra inmigrantes de países africanos, incluido el pillaje y la destrucción de sus bienes”, señaló esta organización continental en un comunicado difundido anoche.

Antes, Nigeria, uno de los países cuyos ciudadanos radicados en Sudáfrica se han visto más golpeados por los saqueos y disturbios, se había mostrado especialmente dura y había decidido enviar a un representante gubernamental para analizar la situación con las autoridades sudafricanas.

“Los continuados ataques a ciudadanos y negocios nigerianos en Sudáfrica son inaceptables. Ya basta. Nigeria tomará medidas para garantizar la seguridad y protección de sus ciudadanos”, indicó el lunes en la red social Twitter el Gobierno nigeriano.

Zambia, además, decidió cancelar un partido amistoso de fútbol que estaba programado para este sábado en Lusaka entre su selección y la sudafricana, debido a “las actuales preocupaciones de seguridad en Sudáfrica”, según una nota.

También personalidades de la cultura manifestaron su descontento por los ataques xenófobos, con casos como el de la cantante nigeriana Tiwa Savage, que decidió cancelar una actuación prevista para este mes en Sudáfrica.

“Me niego a contemplar esta bárbara carnicería de mi pueblo en Sudáfrica. Esto es enfermizo”, tuiteó la artista al anunciar su decisión.

Asimismo, de acuerdo a la prensa sudafricana, empresas del país como la telefónica MTN, la audiovisual Multichoice y la cadena de supermercados Shoprite decidieron cerrar hoy algunos de sus establecimientos y oficinas o aumentar la seguridad en Nigeria y Zambia, como medida de precaución por posibles protestas y represalias en esas naciones.

Por su parte, el Gobierno sudafricano ha condenado los incidentes y ha aumentado la presencia de fuerzas de seguridad en las zonas afectadas para controlar los disturbios.

“Parte de nuestra gente se está tomando la ley por su cuenta (…) Tomar acciones contra gente de otros países no está justificado y nunca se permitirá en nuestro hermoso país. Sudáfrica es un hogar para todos”, dijo hoy el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, durante un desayuno con inversores y prensa previo a la apertura del Foro Económico Mundial para África.

Los actos violentos con tintes xenófobos se repiten a menudo en Sudáfrica, especialmente en zonas de Johannesburgo y de su cinturón metropolitano con población de bajos recursos.

Pese al pobre desempeño de la economía sudafricana en los últimos años y los altos niveles de desempleo (29 %), Johannesburgo es un gran foco de atracción de inmigrantes de la región que buscan un futuro mejor en el corazón financiero de la nación más desarrollada de África.

Los graves problemas sociales, sin embargo, provocan tensiones subyacentes que estallan periódicamente y ponen en el blanco a las comunidades de inmigrantes.

Estas son a menudo responsabilizadas de la alta criminalidad y otros problemas, lo que en entornos de paro y pobreza desemboca frecuentemente en actos de violencia.

En esta ocasión, los primeros conatos violentos se produjeron el domingo, después de que tres personas fallecieran en un incendio de un edificio ocupado.

Hace un año, en el enorme distrito de antiguos guetos negros de Soweto, las acusaciones contra los pequeños vendedores de origen extranjero por vender productos caducados y falsificados se transformaron en saqueos violentos que dejaron tres muertos y una treintena de arrestados.

El caos resultante es además aprovechado por las bandas organizadas para cometer asaltos, robos a comercios y otros delitos. EFE

%d bloggers like this: