Viven 500 familias de la pepena

  • Comercializan materiales como cartón, plástico y fierro

Cerca de 500 familias de la capital obtienen su sustento por medio de la pepena de desechos para comercializar diferentes materiales entre ellos cartón, plástico y fierro, tanto en la Planta de Selección y Transferencia como recorriendo las calles de la ciudad diariamente de acuerdo a la información con la que cuentan las instancias locales.

Y es que la basura de algunas personas puede ser el tesoro de otras. Todos los días decenas de hombres y mujeres se levantan a primera hora para trabajar en la separación de materiales que puedan venderse para su reúso como plástico, cartón, papel, fierro y aluminio, tanto en la Planta de Transferencia como en la vía pública, para con esto llevar algo de dinero a sus familias.

En recientes fechas autoridades municipales hicieron un recorrido en la Planta de Transferencia y se estableció que cerca de 350 personas trabajan en este sitio con el fin de recolectar los desechos que se generan a diario en la ciudad que, en base a la estadística con la que cuenta la empresa concesionaria del servicio de limpia, llega a ser de 410 toneladas al día.

Es por ello que se ha generado un padrón de pepenadores por parte de la Comisión de Servicios Públicos del Ayuntamiento con la finalidad de conocer cuántas familias dependen de esta actividad y de qué manera se les puede apoyar; actualmente solo las personas registradas en el padrón pueden realizar esta actividad bajo supervisión del área de Servicios Públicos municipales.

Este listado permite dar certeza de que en la labor de la separación de los desechos no participan menores de edad, para lo cual el personal del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia recorre de manera constante la Planta de Transferencia para que los infantes que sean localizados solo se encuentren acompañando a sus padres, pero no participen en la pepena.

La labor de estas personas es fundamental para que Durango sea una de las ciudades con los índices de reciclaje de residuos sólidos urbanos más elevados, rebasando la media nacional de 12 por ciento con un 14 por ciento de desechos reciclados en una recolección promedio de 480 toneladas diarias, por lo que si el municipio tiene estas cifras en gran medida es gracias a ellos.

Cabe señalar que con la finalidad de que la labor que desempeñan esté lo más libre de riesgos hacia su salud la autoridad local dota de una unidad móvil de Salud Pública para proporcionarles cubrebocas y guantes, así como revisiones médicas gratuitas; los pepenadores se encuentran organizados en una asociación, eso ayuda a que hasta el momento no se reporten incidentes.