Vocero de Maccih pide independencia judicial para construir Estado de derecho

Tegucigalpa, 12 jun (EFE).- Honduras requiere hacer cambios en su Constitución que permitan garantizar “independencia” al poder Judicial para construir un Estado de derecho, afirmó este miércoles el vocero de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en el país (Maccih), el brasileño Luiz Guimarães Marrey.

La Maccih, que depende de la Organización de los Estados Americanos (OEA), ha propuesto “un cambio constitucional para dar garantías a nivel constitucional de independencia a los jueces” en Honduras, dijo Marrey a los periodistas.

“No se puede construir un Estado de derecho sin un poder Judicial independiente”, subrayó el vocero de la Maccih antes de participar en una cena en su honor ofrecida por el grupo de países cooperantes con Honduras, conocido como G-16 a pocos días de dejar el cargo.

Aseguró que Honduras “puede mejorar su Estado de derecho” y ya “está mejorando” al presentar requerimientos fiscales en al menos doce casos de corruptela investigados por la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción del Ministerio Público (UFECIC-MP) y la Maccih.

“Se tiene que cambiar la cultura de la corrupción”, ya que ese fenómeno “no es normal, no debe ser aceptable, se tiene que trabajar con educación, los jóvenes tienen que saber que no es algo que no se puede evitar”, enfatizó.

La corrupción se enfrenta con “coraje y voluntad política y en Honduras se puede enfrentar la corrupción”, señaló Marrey, quien indicó que la MACCIH está “cumpliendo su trabajo y su obligación, está ayudando a fortalecer las instituciones hondureñas”.

“La lucha contra la corrupción es permanente en todos los países, no solo en Honduras”, subrayó Marrey, quien cree que la Misión de la OEA continuará trabajando en el país.

Dijo que es importante que los hondureños sepan que “la lucha contra la corrupción depende de ellos”, ya que la Maccih está para “ayudar y colaborar”, pero es la “voluntad política del pueblo la que va a combatir efectivamente” ese flagelo.

Sobre la posibilidad de que el Ejecutivo hondureño acceda a renovar el mandato de la Maccih, Marrey afirmó que eso es una decisión que le compete solo al Gobierno y la OEA.

Aseguró que la OEA quiere “renovar la Misión, pero no tengo condiciones de decir en qué punto están las conversaciones” con el Gobierno hondureño.

El convenio de creación de la Maccih fue suscrito en enero de 2016 por el secretario de la OEA, Luis Almagro, y el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, para que actuara durante un periodo de cuatro años, por lo que dejará de operar en enero de 2020 si no se renueva su mandato.

Marrey, fiscal de carrera de Brasil, indicó que las personas deben entender que la “Misión no va resolver los problemas del país”, ya que son sus ciudadanos quienes tienen que resolverlos.

A pesar de su salida de la Misión, señaló que la Maccih queda “fuerte”, y anunció la incorporación de dos nuevos fiscales internacionales a la Misión, un brasileño y una colombiana.

Agregó que el nuevo jefe de la División de Justicia Penal de la Maccih será un fiscal alemán, al que no identificó, lo que demuestra que el trabajo de la Misión continuará.

Dijo además desconocer quién le sustituirá en el cargo que ocupa desde junio de 2018, cuando sustituyó como vocero de la Maccih al exministro peruano Juan Jiménez, quien renunció en febrero de 2018 tras asegurar que el secretario de la OEA, Luis Almagro, no le estaba apoyando en su cruzada contra la corrupción en el país.

Destacó que uno de los desafíos de Honduras es aprobar la Ley de Colaboración Eficaz propuesta por la Maccih, como un instrumento para combatir el crimen organizado y la corrupción.

“La Ley de Colaboración Eficaz es algo obvio, los otros países latinoamericanos la tienen, no hay razón para que Honduras no tenga una ley importante para hacer el combate al crimen organizado y la corrupción organizada”, enfatizó.

Diversos sectores en Honduras, entre ellos la Embajada de Estados Unidos, han instado al Gobierno y a la OEA a renovar el mandato de la Maccih para que siga prestando ayuda al Ministerio Público en la investigación de casos de corrupción. EFE