Inicio > Noticias > Internacional > Voto a los 16 años y alusiones bíblicas en programas electorales en Bolivia

Voto a los 16 años y alusiones bíblicas en programas electorales en Bolivia

Gabriel Romano

La Paz, 10 feb (EFE).- Reducir la edad de votación a los 16 años, interpretaciones bíblicas de la crisis boliviana y otras propuestas que requieren reformas de la Constitución prevalecen en los programas políticos de los ocho partidos que buscan presentarse a las elecciones del 3 de mayo en Bolivia.

El Tribunal Supremo Electoral publicó en su sitio en internet los planes de gobierno de alianzas y partidos bolivianos, que tienen entre 45 a 92 páginas y entre los que no falta el plagio casi total de una propuesta de un partido peruano.

OFERTAS POLÍTICAS CURIOSAS

Una de la propuestas más llamativas es la que hace Creemos, del exlíder cívico Luis Fernando Camacho, que ofrece reducir la edad de votación de los 18 a los 16 años argumentando que las nuevas generaciones son “cada vez más preparadas y comprometidas”.

Sin embargo, esa consigna ya la propuso Evo Morales en 2007, algo que planteó a la Asamblea Constituyente que se celebró en el país aquel año, pero que al final no se incorporó en la Constitución promulgada en 2009.

No es menos ocurrente la cita bíblica de Oseas 11.4 que utiliza la agrupación del expresidente boliviano Jorge Quiroga, Libre 21, y que ocurrentemente la vincula con la llamada protesta de las “pititas” o cuerdas.

Las pitas o cuerdas son los instrumentos que caracterizaron a las protestas contra Evo Morales tras las elecciones del 20 de octubre pasado, que se ataban para impedir el paso de vehículos en jornadas de bloqueos y que llegaron a ser objeto de burla de parte del entonces mandatario.

“Con cuerdas humanas los atraje, con cuerdas de amor; y fui para ellos como los que alzan el yugo de sobre su cerviz…”, expresa la cita bíblica rescatada en el plan político.

OFERTAS PARA REFORMAR LA CONSTITUCIÓN

Agrupaciones como Libre 21, Creemos, el Partido de Acción Nacional Boliviano (PANBOL) y la histórica Acción Democrática Nacionalista (ADN) apuestan por reformar la Constitución boliviana para distintos temas.

La organización de Quiroga propone una reforma constitucional para modificar las reglas que a su entender beneficiaron “personalmente” a Morales, que el año pasado estuvo habilitado por una sentencia judicial para buscar un cuarto mandato consecutivo pese a que existe un límite de solo dos.

Creemos propone eliminar la facultad del presidente del país para designar a algunos de los vocales de los órganos electorales nacional y departamentales.

El presidente del tribunal electoral de Bolivia, Salvador Romero, fue primero nombrado vocal por la mandataria interina del país, Jeanine Áñez, quien luego presentó su candidatura a los comicios.

La nominación de Bolivia como Estado Plurinacional es algo que ha sido observado en los planes de gobierno de PANBOL, que considera que es un factor “disociador” de la sociedad boliviana, y que también ADN ha observado junto a un planteamiento explícito de revisión de la Constitución.

Bolivia pasó de República a Estado Plurinacional con la Carta Magna de 2009 que promulgó Morales.

La alianza electoral de la presidenta interina, Juntos, también ha planteado la “recuperación del sentido de nación” y de la “nación boliviana”, aunque sin aludir a una modificación.

Algo que representa un vacío en la propuesta de Áñez, que es la única mujer candidata a la Presidencia, es que su plan pese a hablar de cuestiones de género no se refiere a las altas cifras de feminicidios anuales que se reportan en Bolivia.

QUEDAN DE LADO EXCENTRICIDADES ANTERIORES

Las ofertas electorales han dejado postulados considerados extremos por la sociedad boliviana y que se prometieron hace poco más de tres meses en las fallidas elecciones del 20 de octubre.

Propuestas como la autorización para que las mujeres porten armas de fuego y la legalización médica de la marihuana, por parte del exvicepresidente y actual ministro de Educación de Bolivia Víctor Hugo Cárdenas, no se han repetido.

Tampoco el médico y pastor presbiteriano coreano-boliviano Chi Yung Chung ha reiterado el criterio suyo de someter a tratamientos psiquiátricos a homosexuales, aunque en contrapartida su partido, el Frente por la Victoria (FPV), ha reincidido en presentar un plan de gobierno que es copia del de una agrupación política peruana.

Esto último ha hecho que la propuesta electoral de Chi carezca del sesgo religioso que lo caracterizó en la elección de 2019, en la que obtuvo un tercer lugar con 8,7 por ciento de los votos.

El Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, que presenta como candidato al exministro de Economía Luis Arce, plantea “profundizar” el Estado Plurinacional en base aspectos como el crecimiento económico y la distribución del ingreso, una oferta que es similar a la de la elección del año pasado.

Una ruta parecida, en el sentido de perseverar en su propuesta anterior, es la de Comunidad Ciudadana (CC) del expresidente Carlos Mesa, que para estos comicios ha vuelto a ofrecer un tratamiento gratuito para los enfermos de cáncer, junto a otras propuestas de mejora de la institucionalidad democrática. EFE

%d bloggers like this: