Vuelve Antonio Ferrera a Ciudad de México junto con dos jóvenes promesas

Agencia EFE

Borja Ilián

México, 8 dic (EFE).- La quinta corrida de la Temporada Grande alumbrará el regreso de Antonio Ferrera a la capital mexicana tras 16 años de ausencia. Le acompañarán en su vuelta Juan Pablo Sánchez y Jerónimo con seis toros de la ganadería de Santa Bárbara.

Ferrera alcanzó su cenit de matador tras una larga carrera en la que su mayor virtud parecía ser banderillear y torear corridas de las llamadas “duras”.

En los últimos años sus triunfos han sido de gran relevancia. Los aficionados recuerdan sus éxitos en Madrid y Sevilla.

En la ciudad hispalense, sus faenas a los toros de Victorino en 2014 y 2015, son capítulos de oro de la historia de la Maestranza y la Feria de Abril.

En Madrid, una faena a media altura en el 2017, a un toro de Las Ramblas, le valió una oreja de mucho reconocimiento al entender los aficionados que ofreció un toreo de mucha cátedra.

Justamente ese conocimiento de la tauromaquia es la gran virtud de Antonio Ferrera, junto con su valor. Es un torero del gusto del aficionado mexicano por su temple y conocimiento clásico de las suertes.

El torero español está haciendo su temporada mexicana tras el éxito del año pasado en Aguascalientes. La semana previa a su comparecencia en La México ha estado en el tentadero de Santa Barbara, ganadería de Zacatecas, propiedad de Javier Borrego Estrada, que medirá a los tres de luces.

La temporada pasada en la Plaza México dejó dos nombres a seguir que pueden llegar a ser la esperanza del toreo en este país: Juan Pablo Sánchez y Jerónimo.

El último, tras una primera tarde con momentos importantes, recibió como premio torear en la mini feria del Aniversario junto a Roca Rey, Joselito Adame y Sebastián Castella.

Jerónimo fue sin duda alguna lo mejor de la corrida con un toreo puro y cargando mucho la suerte a su segundo toro. El torero de Ciudad de México salió entonado de sus corridas en La México y este 2018 toreó 28 festejos y cortó 23 orejas.

Juan Pablo Sánchez ha toreado algo menos en 2018, 13 festejos y 6 orejas son sus estadísticas. Pero por encima de estas cifras está la dimensión de su toreo que sorprendió por el sitio que elige para lidiar.

Cruzado y llevando al animal por el centro de la muleta, logró en sus dos comparecencias dejar una huella importante además de llevarse una oreja en la primera de sus tardes.

Ha estado toreando mucho en el campo consciente que parte de la afición mexicana le espera para verle completar el triunfo que rozó hace unos meses. EFE