Inicio > Noticias > Internacional > WWF crea en Australia una zona de protección marina de casi el tamaño de Cuba

WWF crea en Australia una zona de protección marina de casi el tamaño de Cuba

Sídney (Australia), 14 mar (EFE).- La oenegé WWF anunció este lunes la creación de una zona de protección marina en el norte de la Gran Barrera de Arrecifes australiana, tras adquirir la licencia para el uso de redes de enmalle comerciales en una superficie de 100.000 kilómetros cuadrados, cercana al tamaño de Cuba.

WWF pretende con esta medida establecer un santuario libre de redes de pesca para miles de dugones, tortugas, delfines y otras especies que habitan la región que se extiende entre el cabo Flattery y el Estrecho de Torres.

La organización ecologísta compró la licencia, por un monto no precisado, a una asociación pesquera, que se disponía a desplegar nuevas redes de enmalle -que quedan ancladas en el fondo marino y atrapa a los peces cuando tratan de cruzar-.

“No es una práctica normal que una organización de conservación compre licencias comerciales de pesca con redes para no usarla. Pero es una forma práctica de eliminar la amenaza en una sección del arrecife increíblemente importante para las especies amenazadas”, apunta Richard Leck, Director de Océanos de WWF-Australia.

A pesar de la creación de esta zona de protección por parte de WWF, pertenece a las autoridades australianas la responsabilidad de declarar la región de la Gran Barrera como zona especial de protección permanente que excluya el uso de redes de enmalle y de gestionarla, agregó WWF en un comunicado.

“Al comprar licencias de redes de enmalle, WWF ha hecho el trabajo pesado. Ahora hacemos un llamado a los gobiernos de Australia y Queensland para que creen un área de administración especial sobre el extremo norte del arrecife para proteger permanentemente esta área de la pesca comercial con redes de enmalle”, subrayó Leck.

La iniciativa forma parte del plan “Net Free North” (Norte libre de redes) para evitar que las especies en peligro como los dugones, tortugas y delfines, así como los tiburones martillo y tiburones lanza queden atrapadas en las redes de enmalle comerciales y mueran ahogadas.

WWF señaló que un informe aéreo realizado en 2020 reveló que existen unos 7.000 dugones y 282.000 tortugas jóvenes y adultas en la zona septentrional del Cabo Flattery, en el noreste australiano, y recomendó medidas contra las capturas accidental de dugones y tortugas. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: