WWF critica a Australia por incumplir sus compromisos con la Gran Barrera

Sídney (Australia), 24 nov (EFE).- El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) denunció hoy el incumplimiento de Australia en aplicar medidas para proteger la Gran Barrera de coral, y advirtió que pone en peligro su declaración de Patrimonio de la Humanidad.


WWF-Australia presentó un informe con recomendaciones para el Gobierno federal y el del estado de Queensland junto a un análisis de la situación del ecosistema marino, antes de que Australia exponga su trabajo de protección ante el comité de la Unesco el 1 diciembre.

La organización ecologista destacó la prohibición del vertido de dragados en el área protegida y el freno al desarrollo de infraestructuras portuarias como paso positivo y muestra de se pueden tomar grandes decisiones para preservar la Gran Barrera.

En cambio, lamentó que las autoridades hayan incumplido su compromiso de reducir la deforestación, su escaso progreso en saneamiento de aguas, la poca inversión en reparación del arrecife y sus acciones inadecuadas para hacer frente al cambio climático.

Para ello, WWF-Australia y la Sociedad de Conservación Marina de ese país pidieron a las autoridades un mayor control de la tala de árboles en la cuenca de la gran barrera, que aumentó un 46 % entre 2011 y 2015, lo que provocó un mayor vertido de sedimentos.

También instaron al gobierno a apostar por energías renovables, detener la contaminación provocada por explotaciones agrícolas y cumplir con el compromiso de inversión previsto en el plan gubernamental de recuperación que evaluará el comité de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La directora de campaña de la Sociedad Australiana de Conservación Marina, Imogen Zethoven, pidió acciones “urgentes” tras asegurar que el calentamiento global y la quema de combustibles fósiles ha contribuido al mayor caso de blanqueo de corales.

“Grandes secciones del norte del arrecife han muerto y su valor como patrimonio de la Humanidad se ha visto seriamente dañado”, dijo Zethoven en un comunicado.

“Pese a ello, Australia no está haciendo lo que le toca para enfrentarse al cambio climático y prevenir los episodios de blanqueo de corales que cada vez son más frecuentes y graves”, añadió.

La Gran Barrera se salvó el año pasado de ser incluida en la lista de Patrimonio en Peligro por el impacto del desarrollo de la zona costera en el ecosistema, la calidad de las aguas y la salud de los corales.

La amenaza llevó al Gobierno australiano a elaborar un plan de recuperación de la Gran Barrera hasta 2050, cuyo desarrollo expondrá el próximo mes ante el comité de Patrimonio de la Humanidad.

La Gran Barrera comprende 3.000 arrecifes y más de 1.000 islas, que se extienden a lo largo de 2.000 kilómetros, y alberga 400 tipos de coral, 1.500 especies de peces y 4.000 variedades de moluscos. EFE