XV años de Nayelli López González

Con una emotiva ceremonia religiosa, la cual se llevó a cabo en el Santuario de Fátima y del Carmen, la linda jovencita Nayelli López González dio gracias a Dios por permitirle arribar a la edad de los sueños e ilusiones tras cumplir sus quince años de vida.

En donde el párroco de la Iglesia exhortó a la quinceañera a acercarse a Nuestro Señor Jesucristo, para que siga el camino de la fe de la mano de la Iglesia Católica, y conviva plenamente con sus seres queridos y todo aquel o aquella que la rodea en su vida.

En tan importante ocasión la acompañaron sus padres los señores María Amada González  Güereca y Manuel López Núñez, así como sus padrinos de velación Elva Galindo y Édgar Soto, quienes estuvieron muy atentos a la ceremonia ocupando las primeras bancas del santo recinto.

Durante la ceremonia también asistieron sus amigos, amigas y familiares, mientras que el recinto estuvo adornado con lindas flores, acordes con la personalidad de la bella quinceañera.

Posteriormente a la misa la guapa quinceañera protagonizó una elegante recepción la cual se llevó a cabo  en el  elegante salón de eventos  “Diamante” en donde sus allegados asistieron muy puntuales, para ser parte de un extraordinario ambiente.

En esta ocasión los asistentes pudieron degustar de un delicioso banquete además de ricos postres, deliciosos canapés y algunas refrescantes bebidas las cuales se prepararon para esta celebración.

Uno de los momentos importantes de la velada fue cuando Nayelli pasó al centro de la pista para bailar su primer vals acompañada de su señor padre, para luego dar paso a sus chambelanes y ofrecerles a sus invitados una bonita pieza musical.

Posteriormente, ya entrada la noche, la festejada y sus invitados pasaron a la pista de baile bajo un agradable ambiente con el espectacular show musical que se ofreció durante la elegante velada.

Sin duda alguna fue una maravillosa noche la que todos disfrutaron  en compañía de la guapa quinceañera, quien fue colmada de muchas felicitaciones y de  buenos deseos, además se hizo acreedora a  lindos obsequios.

Muchas felicidades a la joven por su presentación en sociedad.