Yakarta vuelve a la normalidad tras el ataque perpetrado por el EI

image_content_6077286_20160114223647Bangkok, 15 ene (EFE).- La Policía de Indonesia garantizó hoy la seguridad en la capital del país al confirmar que la situación es “segura” tras el ataque sucedido la víspera en un céntrico barrio por presuntos miembros del Estado Islámico, en el que murieron siete personas, entre ellos cinco asaltantes.


“La situación ahora es muy segura”, dijo a los medios Mohammad Iqbal, jefe de Relaciones Públicas de la Policía Metropolitana.

Las autoridades han reforzado la seguridad en los puntos claves de la ciudad que la mañana del jueves registró varias explosiones y numerosos tiroteos en el barrio de Jalan Thamrin, una céntrica zona de la capital indonesia donde se encuentran varios hoteles y restaurantes frecuentados por extranjeros y las oficinas de la ONU.

Se ha doblado el números de oficiales en las cercanías de embajadas y hospitales, así como mayores medidas en centros comerciales.

El asalto comenzó a media mañana, con una primera deflagración delante de un local de la cadena Starbucks, cerca de un puesto de policía, que dio inicio a un intenso tiroteo seguido por otra explosión.

El intercambio de disparos continuó en un cine situado en el centro comercial Sarinah, donde se atrincheraron varios atacantes hasta que murieron a manos de la Policía horas más tarde.

Tres de los atacantes murieron en el tiroteo, mientras que los otros dos lo hicieron al detonar la bomba que llevaban en la motocicleta con la que se lanzaron contra un puesto de la Policía.

La Policía indonesia también confirmó que en la acción murieron dos civiles, un indonesio y un canadiense, y así lo corroboró posteriormente el Gobierno en un comunicado, mientras que se registraron veinte heridos, incluidos cinco agentes.

El país con más musulmanes del mundo, donde un 88 por ciento de de sus 250 millones de habitantes profesa esta religión, Indonesia sufrió entre 2000 y 2009 varios atentados perpetrados por la Yemma Islamiya, considerado el brazo de Al Qaeda en el Sudeste Asiático.

El ataque de mayor envergadura ocurrió en 2002 en la isla de Bali, cuando la explosión coordinada de varias bombas en una discoteca de la turística localidad de Kuta causó 202 muertos, en su mayoría visitantes australianos.

El último atentado registrado en Yakarta ocurrió 2009 cuando dos suicidas se inmolaron en los hoteles Marriot y Ritz-Carlton causando otros siete muertos y 50 heridos. (1)EFE