Zelenski, decepcionado por decisión de la APCE de admitir a delegación rusa

Kiev, 25 jun (EFE).- El presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, expresó este martes su decepción por la decisión de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) de “reconocer sin limitaciones” las credenciales de la delegación rusa. 

“Estoy decepcionado por la decisión de la APCE de reconocer sin limitaciones las credenciales de la delegación rusa”, escribió el mandatario ucraniano en la red social Facebook.

La APCE aprobó anoche un informe que posibilita excepcionalmente que la delegación rusa regrese en junio y no en enero como establece el reglamento y pueda participar en la elección del nuevo secretario general.

La resolución, adoptada tras nueve horas de debate, abre la puerta al regreso a la delegación de Rusia a la Asamblea después de las sanciones impuestas hace cinco años por la anexión rusa de Crimea. 

“La semana pasada debatí este asunto con el presidente de Francia y la canciller federal alemana. Intenté persuadir al señor (Emmanuel) Macron y a la señora (Angela) Merkel de que el regreso de la delegación rusa a la APCE es posible solo después de cumplir la demandas de la asamblea”, agregó Zelenski.

El presidente ucraniano lamentó que los socios europeos no atendieran las razones de Kiev.

“El principal argumento en favor de regreso (de los rusos) fue la necesidad defender los derechos humanos y las libertades ciudadanas como valores supremos. Espero que en la defensa de los valores democráticos nadie estaba pensando en valores materiales”, subrayó.

Rusia dejó de pagar en junio de 2017 su contribución de 33 millones de euros anuales a la organización, lo que ha provocado una crisis financiera grave.

Las delegaciones ucraniana, georgiana, británica y báltica se manifestaron contrarias al regreso de la representación rusa.

“(Winston) Churchill (uno de los promotores del Consejo de Europa en 1949) estaría boquiabierto”, dijo en el debate el conservador británico Roger Gale, ante la intención de “asegurar las finanzas de la organización y perdonar las violaciones de Rusia”.

Su compatriota laborista Donald Anderson le apoyó con este resumen: “Estamos vendiendo nuestros principios por unos cuantos rublos”. EFE