viernes, abril 12, 2024

“Siete días de Grilla”

Publicado:

Ocho días después de la Elección 2022 en Durango es buen tiempo para analizar lo ocurrido y entender por qué pasó lo que pasó. Se cumplió la premisa de que ganaría el que tuviera menos errores.

El resultado final en la disputa de la gubernatura, sin embargo, es justo. Es el premio a la mejor organización de principio a fin, el renglón más sensible y lamentable de Marina Vitela.

Esteban Villegas salió a la competencia de una sola pieza. Siempre sostuvo el paso y respetó el trabajo de sus colaboradores. Uno de los errores más lamentables de la campaña morenista.

Marina saltó a la escena con un equipo como de cien asesores en materia de comunicación que era obligado relevar. Y los removió, pero siguieron mandando, encima de la presencia de Arlene Contreras. Súmenle mucho de la derrota a ese pequeño detalle.

Arlene, con su trabajo, logró en medios encaramar a Vitela hasta la ruta de la victoria, pero… más yerros ordenados desde el war room terminaron mandando al traste con el buen proyecto que significaba la alcaldesa con licencia.

El concurrido desayuno de Marina en La Estampida, sin duda, fue el punto de quiebre en la campaña, la ubicó muy cerca de Esteban. Importantes empresarios locales encabezados por el Dr. José Antonio Rincón Arredondo, hermano del primer compadre de México, Ing. Miguel Rincón Arredondo, se abrieron por ella y ella se dejó querer delante de Marcelo Ebrard, que no era cualquier cosa.

Oh, carajos, pero apareció la queja en El Universal que advertía que el municipio de Gómez Palacio trianguló contratos a los hijos de la candidata. Marina salió a negarlo, pero infausta ocurrencia de alguno de los consejeros que le ordenó o sugirió que llorara, porque se metieron con su familia, y eso no se vale.

Craso error, Marina debió salir y dar la cara al infundio, mentarle la madre a los de enfrente de ser preciso, pero llorar fue lo peor que pudo hacer. Se mostró como una mujer débil, sin carácter, para atender los conflictos de Durango que son mucho más complicados.

Antes, la presentación de Marina en el primer debate desmereció por salir a leer, luego el cartón que la mostraba en cuerpo entero, también fue un yerro lamentable, pues a pesar de que ella recorrió todo el estado, los contras inventaron que la morenista estaba mandando cartones a los municipios en vez de ir de manera personal y atender a los ciudadanos, y les funcionó.

Vitela tuvo otros dos deslices que le hicieron perder la confianza de la gente, aquello de la carta a Andrés Manuel. A quién se le ocurrió semejante cosa, cuando la historia nos dice que una y otra vez las ha perdido acá el jefe de la nación, debió olvidarse de López Obrador al menos durante la campaña, pero… los tácticos nunca se percataron de eso y no modificaron el camino, se echaron en brazos de AMLO.

Unos días antes de la elección, alguien sacó a la circulación un audio tan burdo que provocó hasta la sonrisa burlona de los niños de sexto año. Exhibían a Esteban como un corrupto y hasta convidaron al gobernador Aispuro, pero inmediatamente lo frenó la alianza Va por Durango al demostrar técnicamente de dónde sacaron las palabras mal acomodadas de Villegas, de la entrevista con Carlos Loret de Mola. El ridículo en todo lo alto.

 

Luego, para rematar, la madrugada de la elección en calles de Lerdo, Marina

mostró el carácter que no tuvo a la hora del lloradero, al salir a defender a 4 mapaches morenistas, uno de ellos empleado de la Cámara de Diputados, asesor de un diputado federal moreno, quienes llevaban fajos de dinero y listas de vecinos de las distintas colonias a quienes repartían el billete.

La madrugada de la elección, Vitela se mostró tal cual, pero… otro error, se expuso a las fotos y los videos defendiendo precisamente los “mapaches morenos”, cuando ni por equivocación debió presentarse en el lugar de la detención, y por el contrario, debió deslindarse de esos “chilangos”. Luego, por si aquello no fuera suficiente, cuatro distinguidos “mapaches” que esta vez fueron fichados por Morena, se dijeron “secuestrados” a la hora de las votaciones y hasta se denunció ante la FGR. Hoy se dice que los angelitos llevaban verdaderas millonadas en mochilas para comprar votos donde fuese posible.

Aparte del war room de conocidos de Marina, permitió la llegada de muchos generales morenacos venidos de otras partes que se instalaron y empezaron a ordenar. Acabaron con la pobre organización que había logrado el comité y, lo demás, pues lo demás ya lo conocemos.

 

 

Otra gran equivocación venida del nacional de Morena, sin duda, fue la designación de los candidatos en Durango, Gómez Palacio, Lerdo y Santiago Papasquiaro.

El municipio de la capital requería de un trabajo de mucha altura, de una gran inteligencia que pudiese vencer al equipo de José Antonio Ochoa. Gonzalo, muchas veces lo dijimos, tenía argumentos para vencer, su paso por la alcaldía capitalina le daba el plus que nadie más pudo presumir pero solito fue dilapidándolos en el camino.

Arrancó la campaña de Gonzalo y empezó a desmoronarse la mazorca. Luego de un excelente trabajo de David Mendívil como jefe de prensa, el candidato hizo un silencio por de más extraño que se volvió de humo frente a sus mismos compañeros de aventura.  Nadie sabía dónde ganó Gonzalo, y antes que reapareciera le renunció David pues ante el silencio gonzalino tenía dudas sobre su trabajo.

Luego trascendió que Alejandro concibió un proyecto promocional como hacen las candidatas a reina, saludando desde arriba de un carro o camión, como dándose a querer, mientras José Antonio se fletaba en el saludo personal a los conductores en los distintos cruceros. Resistió altísimas temperaturas del mediodía, pero tuvo su recompensa.

Luego empezó la desbandada, no se desintegró la planilla, porque ya estaba registrada ante el IEPC, pero no pocos empezaron a retirarse o a esconderse, pues aseguran que Gonzalo llegaba mentando la madre a todos los presentes. Los pendejeó de lo lindo. No había otro camino que el desfiladero.

En Gómez Palacio se escogió a Betzabé Martínez, que en el supuesto es vecina de Torreón. En Gómez nadie la conocía. Los de enfrente le mandaron un verdadero hueso duro de roer en Leticia Herrera, quien la venció prácticamente sin despeinarse, pero la derrota precisa otro yerro grande.

Homero Martínez, en Lerdo, es un buen alcalde. Era normal que repetiría, como sucedió en Santiago Papasquiaro con César Rivas Nevárez.

Es correcto, en torno a la derrota de Marina Vitela es posible hacer un compendio de lo que no se debe hacer en política, de lo que no debe permitir un candidato, que foráneos que ni siquiera conocen nuestras calles vengan y asuman el control de todo.

 

No olvidemos que los triunfos de la alianza Va por Durango fueron triunfos contundentes, los números son por de más claros, que no dejan espacio a la duda o a la judicialización.

Gonzalo, especialmente, ofreció una rueda de prensa el miércoles pasado para adelantar que hubo una compra de votos desbordada por los prianerredistas que debe ser sancionada.

La misma coalición Juntos Haremos Historia dio a conocer un listado de “mapaches priistas” que estaban haciendo de todo para sacar victoriosos a sus candidatos, pero… da la casualidad que no atraparon a ninguno, y sin embargo, sí cayeron varios “estrategas morenos” en las garras de la autoridad cargados de dinero y listados de personas para comprarles el voto.

Una de dos, unos fueron más astutos que los otros o los otros se pasaron de tontos, puesto que eso estaban haciendo, eso les encargaron, para eso los contrataron. La agrupación “Juguemos Limpio”, grupo afín a Morena, ofreció recompensas hasta de cien mil pesos por “mapache”, pero… no agarraron a ninguno haciendo trácalas. Se quedaron con su billete en la bolsa.

 

A casi una semana de que se realizó la jornada electoral, donde los ciudadanos tomaron la decisión de apoyar en mayor medida a los candidatos que en estos momentos son presidentes municipales electos, así como al ganador de la elección de gobernador, quien en breve recibirá también la constancia de mayoría, inició otra etapa del proceso electoral, con las expresiones de inconformidad por parte de una de las coaliciones con respecto a los resultados de las elecciones, pues incluso han anunciado la posibilidad de interponer recursos de inconformidad al señalar que se presentaron irregularidades, los cuales sin duda seguirán el curso que establece la ley y serán los tribunales los que resolverán si proceden o no, aunque de entrada se observa complicada la situación en estos casos, debido tanto a que hubo pocos incidentes durante las elecciones y también por la diferencia de votos que se presenta en los casos donde se plantea una posible inconformidad, aunque se trata de un derecho del que pueden hacer uso todos los partidos políticos, pues no hay que olvidar que desde antes del 5 de junio próximo pasado, intercambiaron señalamientos y acusaciones muy similares, pero serán el Tribunal Electoral del Estado y el del Poder Judicial de la Federación los que tendrán la última palabra.

 

A propósito de los resultados de las elecciones, ya conocidos por todos, también inicia una nueva etapa tanto para los candidatos electos, como para las autoridades que terminan su periodo constitucional, con los procesos de entrega-recepción, así como la integración de las nuevas administraciones, que en teoría deben responder a las expectativas de las y los ciudadanos que las eligieron, además de que llegarán con el compromiso de cumplir con las promesas que realizaron en campaña, pues tendrán el reto de superar a sus antecesores en cuanto a resultados, lo cual no será difícil en los casos de gobiernos que le quedaron a deber a la población, mientras en el cumplimiento de compromisos será interesante observar la respuesta que dan, pues algunos plantean distintos retos, entre los cuales está el tema presupuestal, que cada vez tiende a complicarse más y que requerirá una cuidadosa planeación para lograr mejores resultados. Será cuestión de esperar, para ver cómo los presidentes municipales y el gobernador electos enfrentan este nuevo reto.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó la derrota de Morena en Aguascalientes y Durango y prometió respaldar a los nuevos gobernantes, que sería lo más sensato de entender plenamente la democracia.

En la democracia, debe saberlo el jefe de la nación, se gana y se pierde, y debe admitirse la voluntad de los ciudadanos, de lo contrario, aquello extravía su esencia: Reconocer la voluntad mayoritaria.

Durango vive un fin de administración estatal por de más caótico en el que las fuerzas productivas padecen lo que nunca habían sufrido. Los no pagos e incumplimiento de contratos. Muchos empresarios están virtualmente quebrados y este gobierno ya se acabó el dinero, no tiene para cumplirle a nadie. Asegura que la Federación le ha retenido diversas partidas que por ley debió recibir.

La administración estatal de pronto cayó en la fórmula fácil de asegurar que no hay dinero, que la Federación no envió las participaciones federales de acuerdo a la ley, pero… lo extraño, el Gobierno Federal sostiene que no le debe nada a Durango, que los recursos que le correspondían a la entidad se enviaron en tiempo y en forma, y es más, no pocas veces hasta por adelantado.

Ojalá que el próximo gobernador Esteban Villegas y el próximo alcalde José Antonio Ochoa le encuentren pronto la llave a la manija y superen las complicaciones que se viven ahora y traten de salvar a muchas de las empresas ya quebradas por el incumplimiento estatal.

 

Durango ha sido sacudido de horrible manera por tres hechos sangrientos por de más lamentables que obligan a la aparición ya, de un grupo, comité o fideicomiso, como se organizan ante cualquier circunstancia.

Las enfermedades mentales parecen la causa principal de dichos incidentes mortales y, de ser así, que no tenemos elementos para dudarlo, debemos reaccionar todos, cada quien desde su trinchera, sin dinero o bienes, si se quiere, pero de menos con ideas que ayuden a aliviar esta verdadera calamidad.

No faltan quienes sugieren que en la mayoría de los casos que nos ocupan, como en otros registrados recientemente, tiene que ver el alcohol, las drogas y los males mentales, y que en su mayoría generados en dificultades por falta de un ingreso que venga a ayudar a la familia a salir adelante.

Las becas, ayudas o pensiones, o como se llamen, no funcionan. Está claro.

Tiene que crearse un comité que haga presencia inmediata ante la sociedad que busque, localice y trate ese tipo de problemas de inmediato.

Se han dado no menos suicidios en los que se asegura que el jefe de la familia atravesaba por una crisis depresiva precisamente por falta de dinero y debe ayudárseles, si no con los recursos necesarios, por lo menos ayudándoles a superar esa traba mental.

Nosotros, en Contacto hoy, recibimos de manera constante advertencias de hombres y mujeres que cruzan por circunstancias complicadas y que hay que ayudar. Por desgracia no tenemos la preparación ni los recursos como para hacer algo más por esas personas, pero… nos duele en extremo no saber qué hacer y no poder hacer más.

Ofrecemos a los profesionales, a estudiantes, pasantes y empleados de la materia, todo nuestro esfuerzo y nuestras plataformas informativas para poner en funcionamiento cualquier proyecto para ayudar a esa gente y rápido, puesto que también se sabe que no pocos de los responsables de esos incidentes lamentables se quejan de que nunca nadie les ayudó, algo que debe avergonzarnos a todos, a todos, porque algo pudimos y debimos hacer por esos seres humanos hermanos nuestros.

 

 

Alejandro “Vandalito” Moreno, el líder nacional del PRI que propone “matar periodistas de hambre, no a balazos…” visitó en el CCB al gobernador José Aispuro el lunes pasado y comentaron diversos temas.

Obviamente, entre ellos el de la sugerencia de “Vandalito” (así lo identifica su compañero de partido Ulises Ruiz).

Aispuro reconoció, sin embargo, algo que sorprendió a todos “yo desde cuándo los estoy matando de hambre, aunque de manera involuntaria…”.

Obvio, fue un chascarrillo por de más gracioso el del gobernador, puesto que hasta ahora no ha muerto ningún periodista de hambre. Han muerto por otras causas, pero no por falta de alimento.

 

Un apagón de larga duración parece haber sido la recepción de la nueva alcaldesa de Canatlán, María de los Ángeles Rojas Rivera, que devuelve bajo las siglas de Morena la alternancia a la tierra de las manzanas y las mujeres hermosas.

María de los Ángeles encabezará uno de los veinte municipios que estará en manos contrarias a PRI y PAN que hasta ahora han sido los que se han alternado en Canatlán.

Rojas Rivera fue electa por una contundente mayoría y, por lo tanto, está obligada a responder a esos ciudadanos que vieron en ella una gran esperanza. ¡Adelante..!

- Publicidad -


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!