viernes, abril 12, 2024

El Tercer Ojo

Publicado:

¡Cuánto calor hace!, ¡nada que llueve!, son algunas de las expresiones que a la fecha podemos escuchar y leer en redes sociales y diversos sectores de la sociedad de Durango, desde el familiar hasta lo laboral, pero ¿cuáles son algunas de las causantes que tengamos este tipo de problemas en la actualidad?, sin duda, una es la forma indiscriminada en la explotación del bosque en el estado, un modelo de negocio productivo para unos y perjudicial para el resto.

Es bien sabido que Durango cuenta con una de las mayores reservas forestales del país, pero ¿a qué se deberá el cambio en el clima que actualmente podemos percibir en la entidad?, no basta recorrer las profundidades de la sierra para darse cuenta la errónea cultura de aprovechamiento forestal que se tiene actualmente siendo este uno de los factores que abonarían a este cambio.

Y es que no basta ir lejos para ver lo antes mencionado, atanto solo 40 minutos de internarse en el bosque duranguense se aprecian indicios de la tala indiscriminada, que si bien resulta buen negocio para unos cuantos, ya afecta al resto de la población causando un incremento en la temperatura del ambiente, reducción en la producción y retroalimentación de los mantos freáticos, algo que no es una ocurrencia, es una realidad.

Precisamente al transitar por la carretera libre Durango a Mazatlán, en el kilómetro 59, frente al Parque El Tecuán,desde hace algunos meses se talaron varias hectáreas visibles al pie de la rúa, donde un predio fue devastado en su totalidad, que es importante repetir, sea de un particular o empresarial, es una forma de negocio que pareciera las autoridades no han regulado de forma adecuada, debido a que se tala y jamás se reforesta siendo ese es solo un ejemplo.

El punto mencionado es solo uno entre otros tantos y tantos que habrá en lo más profundo de la sierra madre occidental donde solo llegan las máquinas y transporte interesados en el tema, pero, ¿si eso vemos a escasos kilómetros de la mancha urbana, que habrá donde el tercer ojo ni ningún otro llega, esos sitios recónditos en las entrañas de la sierra?.

Tendría que haber una exigencia y regulación más severa enel negocio que representa el bosque del estado y sea sustentable, para los ejidatarios y empresarios que viven de ello, así como para el resto de la población mejorando las condiciones climáticas para todos, ya que sin duda es algo que nos atañe como sociedad, estableciendo acuerdos de ley en beneficio de todos porque los cambios están a la vista.

No se debe mirar lejos, en la década de los 90´s se presentó esta problemática en un modo extremo, ya que se sobreexplotó la zona boscosa de la comunidad de Santa María de Ocotán, en el municipio de El Mezquital, donde según datos, se talaron de manera ilegal alrededor de 75 mil metros cúbicos de madera por la complicidad de autoridades, causando a la fecha que no hay mucho con qué hacer negocio, continuando la veda en la zona afectando a las familias que vivían de esa actividad y no se ve la luz al final del túnel para reactivar la actividad forestal.

Resultaría sencillo tratar de dimensionar estrategias rápidas para contener lo que actualmente vivimos, hay dinero, hay actividad y beneficio en el bosque, pero es momento de hacer que permanezca sustentable de forma económica y un fuerte beneficio ecológico, la más sencilla, reforestar, reforestar y reforestar.

MIRADA A LA IZQUIERDA

No cayó muy bien la intervención del mandatario estatal en el desayuno de la “Libertad de Expresión”, donde externó el compromiso con el gremio, de no censurar, no coartar este derecho de los comunicadores y de la sociedad en general, ya que las caras largas de quienes ahí asistieron no se hicieron esperar. La buena relación y cordialidad se perdió, ahora se asiste por un mero compromiso moral pero no porque hubiese algo que festejar y mucho menos por el acompañamiento a quienes ya se van.

MIRADA A LA DERECHA

Nadie pudo imaginar que un caso de violencia familiar denunciado terminaría en una verdadera tragedia como la registrada en días pasados en calle Ocampo donde un varón terminó con la vida de su pareja y posteriormente él acabó con su humanidad. Hay señalamientos de la familia que la autoridad no hizo lo suficiente, así como de la autoridad a la familia donde se precisa que ella no aceptó el resguardo ofrecido. Al final es un lamentable episodio que ojalá no se repita.

- Publicidad -


Artículos Relacionados

Chicotito

Chicotito

Tercer Ojo

Chicotito

Artículos Recientes

error: Content is protected !!