miércoles, julio 24, 2024

Estado de los estados por Lilia Arellano

Publicado:

“La negligencia grave en el manejo de la

seguridad nacional es un delito”: Bill O’Reilly

 

  • Empoderamiento de los cárteles
  • Violencia: AMLO recibe críticas y reproches dentro y fuera de México
  • Inversiones y asociaciones con empresarios de EU en Energía: Sener

 

Ciudad de México, 13 de julio de 2022.- Durante la inútil e improductiva visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la Casa Blanca, en Washington, D.C., tanto legisladores demócratas como republicanos lanzaron fuertes críticas al régimen de la autodenominada Cuarta Transformación, sobresaliendo “la crisis humanitaria y de seguridad” en la frontera común, la amenaza del narcotráfico y el “empeoramiento del clima de inversiones”, así como los ataques a periodistas y la libertad de expresión en el país.

Además de no alcanzar los objetivos buscados por el mandatario mexicano en esta breve y forzada visita, López Obrador se vino con una serie de reclamos por parte de congresistas estadounidenses de ambos partidos, mientras en territorio mexicano se confirmaba el empoderamiento de las organizaciones criminales en la propia capital del país, confirmando la certeza de los señalamientos, así como las críticas de líderes opositores a su estrategia de “abrazos, no balazos”, que en la práctica se transformó en “dejar hacer, dejar pasar” las actividades criminales. De la misma forma destacan los esfuerzos impulsados por la Iglesia Católica para enfrentar la violencia y alcanzar la paz a lo largo y ancho del territorio nacional.

En el plano internacional, también la Small Arms Survey, organización son sede en Ginebra especializada en el rastreo de muertes violentas, sostuvo que entre las naciones más violentas de América Latina, México sobresale como la única que ha sido incapaz en avanzar en la construcción de una sociedad más pacífica, como lo marcan los Objetivos de Desarrollo Sustentable de Naciones Unidas (ODS). Lamentó que México va en reversa desde la década de 2000, la cual marcó el inició de una agenda de acciones ambiciosas con miras a 2030. El país, al igual que los 192 estados miembros de Naciones Unidas, se comprometió a “promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sustentable, brindar acceso a la justicia para todos y construir instituciones eficaces, responsables e inclusivas en todos los niveles”.

Al interior, la movilización de la sociedad mexicana a favor de la paz impulsada por la Iglesia Católica, a través de la Jornada por la Paz, se replicó en 4 mil 651 parroquias de todo el país, y removió la conciencia de más de 50 millones de personas. La presidenta de la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México, hermana Juan Ángeles Zárate, y el rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, Luis Arriaga Valenzuela, señalaron que después de iniciar esta campaña que durará todo julio, se dijeron dispuestos a entablar un diálogo con la sociedad, organizaciones y gobierno, para encontrar mecanismos que permitan alcanzar la paz.

También el vicepresidente de la Cámara de Diputados y aspirante presidencial, el panista Santiago Creel, propuso una institución especializada enfocada en combatir el crimen organizado y con un mando civil para frenar la violencia que se vive en el país. “Nuestra propuesta ante la fallida estrategia de seguridad del gobierno de Morena es crear una institución especializada, con un mando civil, que concentre personal, recursos y facultades legales para combatir al crimen organizado y detener el río de sangre que corre en el país”, publicó en su cuenta de Twitter el aspirante presidencial de la alianza “Va por México” en 2024.

Tras señalar que la estrategia de seguridad de AMLO falló, el panista señaló que se debe aplicar ya el uso legítimo de la fuerza. “Es hora de cambiar la estrategia, apliquemos el uso legítimo de la fuerza del Estado, respetemos los derechos de todos y detengamos este río de sangre que corre en el país”, detalló. El panista expuso cinco errores que considera comete el gobierno federal, entre ellos: proteger a los criminales por tratarse de seres humanos, echarle la culpa de todo al pasado, el mal ejemplo que dar como jefe de Estado y darle manga ancha a las organizaciones delincuenciales.

En Estados Unidos, senadores republicanos, encabezados por Marco Rubio y Ted Cruz, criticaron el manejo de la relación bilateral por parte de la administración de Joe Biden, sus políticas y las condiciones que resienten los mexicanos y los visitantes estadounidenses. Particularizaron con el “empeoramiento del clima de inversiones”, “la crisis humanitaria y de seguridad” en la frontera común, y la amenaza del narcotráfico. “En un momento crucial en nuestros vínculos con México, estamos enfrentando el reto sin precedente de tener un líder extranjero que públicamente crítica los compromisos bilaterales de largo plazo de ambas naciones y se hace ciego ante la crisis humanitaria en nuestras fronteras compartidas”, declaró Rubio.

Ted Cruz acusó que López Obrador empeora las condiciones en torno a migración y narcotráfico “mientras suprime toda disidencia o crítica”, y declaró que esta resolución es un recordatorio de que “tenemos la intención de que rinda cuentas”.

En tanto, los legisladores demócratas deploraron la violencia contra periodistas. Diez influyentes senadores demócratas –el presidente del Comité de Relaciones Exteriores, Robert Menéndez; el ex candidato a la vicepresidencia quien ahora preside el subcomité sobre el hemisferio occidental, Tim Kaine, y el segundo en rango del liderazgo demócrata en la cámara alta, Dick Rubin, entre otros- presentaron una resolución deplorando los altos niveles de violencia contra periodistas en México, solicitando investigaciones a fondo sobre los crímenes contra informadores, y la aplicación de medidas para garantizar la libertad de prensa.

Menéndez destacó: “En años recientes, México ha sido el país más peligroso del mundo, fuera de una zona de guerra, para ejercer el periodismo. Con 12 comunicadores mexicanos asesinados en seis meses de 2022. Se necesita una acción urgente para disuadir la hostilidad hacia la prensa libre, fortalecer las medidas de protección para los trabajadores de los medios de comunicación, y poner fin a los altos niveles de impunidad de la violencia en México”.

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador realizaba su visita de Estado a Washington, su “corcholata” favorita, Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, pasaba dificultades para enfrentar el embate de organizaciones criminales en la propia capital del país. El tiroteo entre probables integrantes del Cártel de Sinaloa y policías, en la carretera libre México-Cuernavaca, alcaldía de Tlalpan, puso en evidencia que la única vía para reducir la amenaza de los grandes grupos delictivos es desarticularlos con inteligencia y uso proporcional de la fuerza para llevar a sus miembros ante la justicia, dejando de lado la estrategia federal del inquilino de Palacio Nacional.

Queda totalmente claro que la inacción de las fuerzas policiacas y armadas no es la vía para frenar a los cárteles y bandas criminales, ni el cliché propagandística de “abrazos no balazos”. Se requiere determinación y decisión política para oponerse a los cárteles y operar las autoridades locales y las federales para detener a los grupos delincuenciales agresores, como lo hicieron la Secretaría de Seguridad Ciudadana, el Ejército y la Guardia Nacional en la balacera en la Ciudad de México, en donde fueron detenidos 14 presuntos integrantes del Cártel de Sinaloa, lo que confirma que no hay entidad ni región importante del país que no tenga presencia de los cárteles más poderosos, los cuales desafían a la autoridad.

El enfrentamiento en la carretera México-Cuernavaca, poblado de Topilejo, destaca la necesidad de una investigación a fondo sobre estos grupos criminales que actualmente disputan el territorio de la capital del país. También revela la facilidad con la que la delincuencia organizada se abastece de granadas, chalecos blindados y fusiles de asalto, incluso el temible Barret antiaéreo calibre 50, así como su evolución y grado de organización que ha alcanzado en la Ciudad de México. Las propias autoridades han reconocido la presencia de los cárteles de Sinaloa y de Jalisco Nueva Generación, y el enfrentamiento en Topilejo demuestra la disposición de estos grupos a enfrentar a las autoridades en la capital del país.

Tanto la conducta de los delincuentes como el armamento utilizado revelan el nivel de desafío o certeza que tienen los delincuentes de salir impunes en balaceras con la policía o grupos rivales. “La balacera también ilustra el grado de organización y la evolución de las capacidades logísticas y de fuego del crimen organizado en Ciudad de México; claramente la capital, solo por su posición estratégica, de comunicación y núcleo poblacional, es imposible que esté exenta de las actividades de los principales cárteles, por lo que operan a través de células o alianzas con grupos locales”, señaló Ricardo Márquez Blas, autor del libro México: Seguridad, Violencia y Futuro en Crisis, realizado para el Wilson Center.

El armamento de alto poder que han adquirido grupos delincuenciales para operar en la capital representa una capacidad de fuego que no los hace dudar en enfrentar a balazos a las autoridades, lo mismo en entidades del norte que en Ciudad de México, destacó por su parte Javier Oliva Posada, profesor investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Subrayó que la frase “abrazos no balazos” no es una estrategia, no resuelve problemas de seguridad, por lo contrario, lo acentúa.

Al menos 36 grupos criminales operan en la Ciudad de México a través de células dedicadas a la distribución y venta de droga y de armas, secuestros, extorsiones y cobro de piso, de acuerdo al informe de la SSC Evaluación de Incidencia Delictiva. Los principales grupos delictivos están identificados como Cártel Jalisco Nueva Generación; Cártel de Sinaloa, Unión Tepito; Fuerza Anti Unión; Don Agus; Los Maceros; Los Guerreros, y Malcriados EAD de Lenin Canchola. También, Cártel Nuevo Imperio, Quintero Muñoz; Los Guerrero; El Güero Fresa; Los Tanzanios y Gota a Gota, este último conformado por colombianos en su mayoría. Además, Cártel de Tláhuac, Los Rodolfos, Los Balta, en tanto que hay otros 21 grupos sin definir claramente su origen.

 

DE LOS PASILLOS

De acuerdo con la secretaria de Energía, Rocío Nahle, durante la reunión del presidente Andrés Manuel López Obrador con empresarios estadounidenses en Washington, D. C., se firmaron inversiones. “El presidente @lopezobrador dialogo en Washington con empresarios para acelerar la cooperación comercial e industrial entre México y Estados Unidos. El sector energético es fundamental y su crecimiento debe ser ordenado. Se firmaron inversiones” publicó Nahle en Twitter. Ante la escasez de dinero, no le queda más remedio al régimen de la 4T que acudir a las asociaciones público-privadas…

- Publicidad -
spot_img


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!