sábado, diciembre 9, 2023
Inicio > Columnas > Estado de los estados por Lilia Arellano

Estado de los estados por Lilia Arellano

“Cuando mayor es el poder, más

peligroso el abuso”: Edmund Burke

 

  • Retener el poder, única prioridad de AMLO
  • Enfoca 4T baterías contra alianza opositora
  • Van 683 mil 635 migrantes detenidos en EU
  • Roo: dirigencia de Morena, tema mañanero

 

Ciudad de México, 22 de agosto de 2022.- Faltan por conocer y medir las determinaciones presidenciales de los dos próximos años, por lo tanto y para sustentar debidamente se perdió todo el sexenio habremos de esperar. Pero los que sí pueden calificarse son los eventos y consecuencias registrados a lo largo de cuatro años, tiempo en el cual ha sido evidente no está dentro de las prioridades gubernamentales recuperar el equilibrio y crecimiento económico, tampoco muestran interés alguno en el mejoramiento de las condiciones de vida de los ciudadanos, o se empeñan en lograr la paz y la seguridad o en establecer el tan importante e indispensable Estado de Derecho y, sobre la aplicación de la justicia la 4T y su creador tienen una concepción propia y alejada de lo marcado en la Ley. La única prioridad de López Obrador ha sido y es la conquista del poder, su ejercicio personalísimo y la retención del mismo.

A ese fin se enfocan todos los esfuerzos de la actual administración y todos los recursos de la misma. A corto y mediano plazo, las acciones políticas, incluyendo las propagandísticas y las judiciales, se enfocan en dos objetivos con todos los medios a su alcance, legales o ilegales: ganar las próximas elecciones en el Estado de México y Coahuila, y la elección presidencial del 2024. Todo lo demás no solo es secundario, sino carece de importancia. Tras la liberación de la exsecretaria de Sedesol, Rosario Robles, la presentación del informe de la comisión de los desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero, y la detención del exprocurador Jesús Murillo Karam, es clara la intención -de pasadita- del gobierno de López Obrador de dañar al PRI y su alianza con el PAN y el PRD, partidos a los cuales también se les ataca con el fin de debilitarlos.

La cortina de humo político-jurídica de la persecución contra los creadores de la “verdad histórica” pretende también ocultar que México está incendiado por la violencia de los grupos delincuenciales, llegados al extremo de realizar actos de narcoterrorismo contra la población civil; la crisis económica provocada en este sexenio sigue arrojando funestas consecuencias; es imparable el crecimiento de la población en pobreza y pobreza extrema porque la política pública no es para su combate sino para agrandar el padrón de seguidores; avanza la carestía y el hambre por la falta de ingresos suficientes tan solo para comprar alimentos como consecuencia de la alta inflación y la elevación del costo del dinero; la destrucción del sistema educativo y su manipulación e ideologización a favor de la 4T es una penosa realidad y origina la pérdida de toda una generación; el colapso del sistema de salud y la carencia de medicinas para prácticamente todas las enfermedades ha llevado a reconocer públicamente el fracaso de Birmex, invento de la 4T; la lentitud en la vacunación de la población, especialmente la infantil, ante diversas enfermedades, especialmente el Covid-19,constituye otra acción perversa.

No está en las prioridades del actual gobierno ni de su sistema de administración y procuración de justicia, en las manos del cuestionable Alejandro Gertz Manero, resolver las interrogantes sobre ¿en dónde están los cuerpos de los estudiantes normalistas? ¿quienes fueron real y con probablemente los asesinos tanto materiales como intelectuales? No es, como aseguró Alejandro Encinas un “crimen de Estado”, porque no se fraguo desde las oficinas de gobierno, ni en Los Pinos, ni en la PGR, ni en la Sedena. Todas esas autoridades pueden ser acusadas de omisiones, de irresponsabilidad, de ocultamiento y hasta de obstrucción a la justicia, pero no de haber planeado ni la desaparición ni el asesinato, por lo tanto no hay ni asunto ni crimen de Estado.

Por lo tanto resulta suficientemente claro que solo importa el golpeteo político contra el PRI y el régimen de Enrique Peña Nieto, sin tocar a las fuerzas armadas, el Ejército y la Marina, aliados hoy de la 4T y privilegiados por AMLO durante todo este sexenio. El manejar nombres de soldados involucrándolos con el asesinato no deja clara ninguna investigación y mucho menos pueden presentarse como resultados. En este fallido reporte no se define cómo desaparecieron los cuerpos. Eso sigue siendo una incógnita al recibir aún más información sobre la imposibilidad de haberlos quemado prendiéndoles fuego con llantas o utilizando litros y litros de gasolina. Se logra quemar la carne y la grasa, pero no los huesos, esos deben ser triturados para poder entregar cenizas. Si se llegó a esa etapa ¿dónde los incineraron y donde los trituraron? ¿Será que tendrá su aparición cuando se descubra alguna fosa clandestina?

Hacen de nuevo presencia los llamados “chivos expiatorios” porque, además de la orden de aprehensión contra Murillo Karam, la Fiscalía General de la República obtuvo otras 83 órdenes de aprehensión en Guerrero contra mandos militares, personal de tropa, policías locales y estatales y autoridades administrativas y judiciales. Solo hay 4 órdenes de captura para miembros del grupo criminal “Guerreros Unidos”, responsables directos de la desaparición de los estudiantes. Estas aprehensiones serán la novedad, como en su momento lo fueron las liberaciones de otros acusados a quienes no pudo comprobárseles la participación directa.

Tras las indagatorias cuya conclusión llevó a la “verdad histórica” de Murillo Karam, las investigaciones de forenses extranjeros y las conclusiones de la “comisión de la verdad” encabezada por Alejandro Encinas, se sabe se convocó a los estudiantes para ir a Chilpancingo a “botear”, para conseguir dinero. Secuestraron varios camiones y fueron llevados a Iguala. José Luis Abarca, presidente municipal de Iguala, y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, trabajaban con un grupo criminal llamado “Guerreros Unidos”. Tres de los hermanos de Pineda Villa eran líderes de ese grupo. Ella se encontraba en un mitin y se le informó llegarían a boicotear el acto integrantes de “Los Rojos”, un grupo enfrentado a “Guerreros Unidos”, por lo cual la policía de Iguala, muy ligada al cártel de la familia Abarca-Pineda, detuvo a los jóvenes, quienes fueron entregados al grupo delincuencial.

Los estudiantes desaparecieron desde entonces y se presume fueron asesinados. A la fecha no se sabe el paradero de los cuerpos, solo de tres han encontrado restos: Jhosivani Guerrero, Christian Alfonso Rodríguez y Alexander Mora. Se identificaron por un par de huesos encontrados a los cuales se les practicaron exámenes de ADN, y en ellos hallaron rastros con los cuales se presume fueron quemados, al igual que sus compañeros. Pero solamente son hipótesis, presunciones, porque no hubo atención a las recomendaciones en las investigaciones de los grupos extranjeros y menos aún se respaldaron en los datos por ellos capturados.

El gobierno del entonces presidente Enrique Peña Nieto dejó el caso en manos del gobernador perredista de Guerrero, Ángel Heladio Aguirre. Los Abarca Pineda, también perredistas, eran cercanos al gobernador, a quien nunca se investigó, ni sus vínculos con Pineda Villa y su familia con “Guerreros Unidos”. Tanto el gobernador como la familia de los Abarca Pineda eran aliados políticos del entonces líder opositor Andrés Manuel López Obrador. Abarca Velázquez y su esposa, María de los Ángeles, fueron detenidos el 4 de noviembre de 2014, cuando se escondían en la CDMX. El 17 septiembre del 2020 se informó que solo es con una causa penal que se mantiene en prisión a la pareja: delincuencia organizada y recursos de procedencia ilícita, pues lograron echar abajo cada una de las demás acusaciones de la PGR en su contra.

Del grupo “Guerreros Unidos” los responsables materiales de la desaparición de los estudiantes se encontraban detenidos, entre otros, Gildardo López Astudillo, “El Gil”, detenido en 2015, pero en 2019 fue liberado tras argumentarse sufrió tortura durante su detención y confesó un delito que, dijo, no cometió. Lo mismo pasó con sus sicarios, capturados en noviembre de 2014: Agustín García Reyes, “El Chereje”; Jonathan Osorio Cortés, “El Jona”; Patricio Reyes, “El Pato”; y Salvador Reza Jacobo, “El Wereke”, quienes aseguraron siguieron las órdenes de “El Gil”. Todos fueron puestos en libertad en 2019, es decir, ya en pleno ejercicio presidencial del tabasqueño y con la Fiscalía en manos de Gertz Manero. Argumentaron fue bajo tortura como los obligaron a confesar que participaron en la desaparición de los normalistas. Antes, habían aceptado ser los autores del asesinato de por lo menos15 estudiantes entregados, inclusive, por los jefes policiacos de Iguala y Cocula.

Además de esos delincuentes, el 15 de septiembre de 2019, la FGR informó sobre la liberación de los policías locales procesados, entre ellos Felipe Flores, quien en septiembre de 2014 era el secretario de Seguridad Pública de Iguala, así como de 21 policías municipales de Iguala, Huitzuco y Cocula, quienes permanecían en el penal federal de Tepic, acusados del secuestro de los normalistas. En junio de 2020, las autoridades detuvieron a José Ángel Casarrubias, uno de los responsables de la ejecución de los estudiantes, pero es procesado por otros delitos, no por el caso Ayotzinapa. Su hermano, Sidronio “El Chino”, fue vinculado al caso de los estudiantes, y es de los pocos detenidos.

Los presentados por el gobierno anterior como asesinos de los normalistas están libres; los desaparecidos siguen desaparecidos desde el momento en el cual no han sido localizados sus cuerpos; hay “chivos expiatorios” rumbo al sacrificio; detienen a Murillo Karam; sigue perdido el militar infiltrado; el caso se ha politizado pero, se cuida a las fuerzas armadas, a los aliados de la 4T al extremo y tal se demuestra cuando el propio López Obrador sale a informar que no existe ninguna investigación en contra del general extitular de Sedena, Salvador Cienfuegos Zepeda, ni del expresidente Enrique Peña Nieto, cuidando su vigente pacto.

“Se menciona a muchos en toda la investigación (…). Se dice, por ejemplo, Peña, pero el informe no solicita se abra investigación u orden de aprehensión, pero sí contra Murillo Karam, Tomás Zerón y a otros personajes y también militares”, declaró el mandatario en su conferencia mañanera en Palacio Nacional. “¿También Cienfuegos?”, se le cuestionó y respondió: “Tampoco, por eso hay que leer el informe”. Al insistir si estaría implicado el secretario de Seguridad de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, AMLO refirió “en el informe aparecen los nombres”. La bola la tiraron hacia varias bandas. Se distrae la atención pública sobre los múltiples y delicados problemas vigentes al extender semejantes cortinas de humo; se pretende cerrar un caso y tomar decisiones justo días antes del Informe presidencial; se maneja el escenario mediáticamente para “calentar” las plazas Coahuila y Estado de México y aún hay más.

A la arremetida contra el líder priista Alejandro Moreno y el exfiscal general de la República, Jesús Murillo Karam, se espera sumen otras contra encumbrados políticos del régimen de Enrique Peña Nieto. También se afirma surgirán más casos en contra de panistas y perredistas para seguir debilitando la alianza opositora rumbo al año próximo y el 2024. Sin duda, se ahondará en el caso del llamado Cártel Inmobiliario en la CDMX, en donde se acusa al panista Luis Vizcaíno Carmona, exdirector Jurídico y de Gobierno en la alcaldía Benito Juárez. Aquí se golpea no solo a Jorge Romero, actual coordinador de los diputados del PAN, por sus vínculos con Vizcaíno, sino también al exjefe de Gobierno de la CDMX, el actual senador perredista Miguel Ángel Mancera. Utilizando las fiscalías federal y de la capital de la República, el régimen de la 4T golpea tanto a priistas como panistas y perredistas para doblegar a la alianza opositora. Todo tiene un fin electoral, sin importar la aplicación real de la administración y procuración de justicia.

Porque, para auténticos cárteles inmobiliarios habrán de verse los encabezados por morenistas y verdes. Una pequeña vuelta para checar lo hecho en Quintana Roo pondrá en primerísimo lugar a quienes no son como los de antes con todo y contar con los mismos aliados.

DE LOS PASILLOS

Habrán de aclarar la desaparición de 640 respiradores y más de un millón de mascarillas KN95, compradas carísimas, con un muy alto sobreprecio, igual a los otros equipos no encontrados… Arrecia la violencia en 15 municipios de Nuevo León, Guerrero, Michoacán, Sonora, Chihuahua, Zacatecas, Baja California, Guanajuato, Estado de México, en tanto Colima permanece bajo el terror… Durante este año en Estados Unidos han sido detenidos 683 mil 635 migrantes mexicanos. Con este dato AMLO se condolerá de las remesas no captadas y por ende sin poder ser presumidas y negará la cifra porque asegura México ya cambió y la migración es interna… Los mariachis callaron y no precisamente los de las serenatas sino los priistas gobernadores ante la detención de Murillo Karam. Con las “colas” tan largas y sabedores de ser correteados por cuestiones políticas, no por querer imponer orden, justicia y recuperar los dineros tomados ilícitamente, practican la operación avestruz y esconden la cabeza…

Suficientes alertas se han enviado señalando lo peligroso de contratar extranjeros para la realización de las obras del Tren Maya y con el afán de cubrir las plazas vacantes en Cancún y la Riviera Maya en hoteles, restaurantes y con otros prestadores de servicios turísticos. Este ofrecimiento creó toda una mafia de abogados y empleados de Migración, surtidos ambos por polleros y tratantes de blancas. Al asesinato del delegado de Migración en Playa del Carmen se sumaron dos más de cercanos al delegado de ese Instituto en Cancún, quien junto con su familia logró sobrevivir a un ataque armado directo cuando llegaban a su casa. ¿Quieren seguirle y tener más? Porque por tierras quintanarroenses no pasa un solo día sin saber del ejecutado, la aparición de un embolsado o decapitado, de riñas con saldo rojo, de robo, y todos los crímenes e ilícitos imaginables… Tuvo una extraordinaria difusión el video con el cual se demuestra la existencia de cavernas, de túneles en el subsuelo, en las kilométricas áreas en las cuales pretenden realice su recorrido el Tren Maya. Dios agarre confesados a quienes lo usen… si es posible lleguen a concretarlo…

Para los morenistas todo es heredable, pueden ejercerse mandatos familiares, están autorizados los clanes y las dinastías, pero sobre todo hay respeto por la inclusión y la equidad de género. Por lo pronto en Quintana Roo surgió como dirigente estatal de Morena Johana Michelle Acosta Conrado mejor conocida como la esposa de la presidente de Felipe Carrillo Puerto Mary Hernández. Otro ejemplar al cual no debe quitársele la mirada es el recién nombrado presidente del Consejo Estatal, es decir a quien comanda y manda a los 40 recién electos consejeros, Jorge Arturo Sanen Cervantes, mano derecha de la gobernadora electa Hermelinda Lezama. Y para no perder posición está Eduardo Basurto Basurto, esposo de la alcaldesa de Cozumel Juanita Alonso, quien alcanzó la posición de secretario general de Morena. ¿Por eso se refirió AMLO a la inexistencia de nepotismo y hasta incluyó a la Muller?

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: