martes, abril 16, 2024

El tercer ojo

Publicado:

Como todo cambio de gobierno es tiempo de transiciones y señalamientos, ahora fue el secretario general de Gobierno Héctor Vela Valenzuela quien dio el campanazo tras declarar que en la pasada administración se han detectado al menos 40 servidores públicos de la Secretaría de Educación que recibían jugosas compensaciones mes con mes, para acabar pronto, ganaban más en ese rubro que de su mismo salario.

 

En declaraciones ante los medios de comunicación el funcionario estatal precisó que entre el escrutinio que han realizado luego de tomar posesión, una de las áreas en las que ha saltado pus es justamente la SEED, donde para nadie es un secreto que es más fácil ser aviador ahí que pilotando un avión.

 

Pues bien, justamente Vela Valenzuela dijo que se han detectado alrededor de 16 millones de pesos anuales por concepto de compensaciones a personas y trabajadores de la dependencia, de los cuales ahora ya tienen identificados a alrededor de 40 de estos, mismos que amasaron una cantidad importante de dinero por este concepto durante el sexenio aispurista.

 

Lo anterior pudiera ser solamente el inicio de la serie de irregularidades tanto en esa dependencia como en el resto de las áreas donde se maneja recurso, donde se manejan dineros. La SEED simplemente se ha convertido en un gran botín para incluir amigos, compadres, primos, vecinos y demás conocidos y tengan un beneficio de manera momentánea o permanente, la cantidad de recurso humano existente hace imperceptible o difícil de detectar (a veces) uno que otro sin que hacer.

 

Teniendo como referente lo mencionado, resulta sencillo hacer una sumatoria de esas cantidades de dinero en compensaciones y otras tantas cantidades en diversos sectores, lo que ahora hace entendible el bache financiero que representa la nómina educativa que tantos dolores de cabeza provocó al exgobernador Aispuro, entre los que sí trabajan, los que solo reciben y los personeros.

 

Falta ahora que escarben en costosas remodelaciones y dinero que se “inyectó” (supuestamente) a las instalaciones de la dependencia pero que, según uno que otro ojo al interior, lo reportado no es ni la cuarta parte de aquello que presuntamente se invirtió, ante lo cual estaremos por presenciar un verdadero cochinero el cual pareciera cíclico y que administración tras administración solo cambia de nombre el jefe pero que las mañas son las mismas.

 

MIRADA A LA IZQUIERDA

 

Dice el presidente López Obrador que Loret de Mola, quien dio a conocer la filtración de 3 terabytes de datos con información clasificada de la SEDENA y donde expone, entre otras cosas, que el presidente sí está enfermo, que se ocultó información respecto a los números de contagios y muertes durante la pandemia entre otras linduras, que mejor explique qué pasó con la niña Frida Sofía. A ver qué más nos da para hablar ese “compló”.

- Publicidad -


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!