domingo, mayo 19, 2024

Iniciativa de Biden-AMLO-Trudeau prosperaría si “EEUU acaba con el intervencionismo sistemático”

Publicado:

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que uno de los acuerdos de su diálogo con sus pares de Estados Unidos y Canadá, Joe Biden y Justin Trudeau, respectivamente, es conformar un comité de sustitución de importaciones en América del Norte.
El objetivo, expresó el mandatario latinoamericano flanqueado por Biden y Trudeau en Ciudad de México, es fortalecer las relaciones económicas y comerciales de los tres países, además de procurar una mayor autosuficiencia y convertir el flujo norteamericano en una oportunidad de desarrollo, cooperación y bienestar derramada en todos los países del continente americano.
Sputnik conversó con el doctor en economía Óscar Rojas, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y especializado en el análisis político de factores económicos, para profundizar en los alcances e intenciones secundarias de la estrategia propuesta por López Obrador desde el Palacio Nacional, sede del poder ejecutivo federal mexicano.

Un proyecto viable, pero difícil

La estrategia de sustitución de importaciones en Norteamérica es viable, pero desafiante, reconoce el economista, entre otros factores porque las dimensiones de las economías canadiense, mexicana y estadounidense son muy distintas.
“Como ya hay toda una integración previa, se puede hacer también el análisis sectorial, es decir, cuáles son las ventajas que se tienen comparativas en la región y proceder en ese sentido, lo importante aquí es equilibrar el proceso de importación de productos asiáticos”, apunta.
Anteriormente, recuerda Rojas, López Obrador había advertido a Biden y Trudeau que, de no fortalecer sus potenciales económicos en común, la región norteamericana podría verse fácilmente rebasada por China, cuyo mercado va en ascenso y cuyo Producto Interno Bruto (PIB) es el segundo más grande del planeta, según cifras del Banco Mundial, solo superado precisamente por el estadounidense.
En ese sentido, la propuesta presidencial mexicana abre una oportunidad estratégica que trascienda el piso ya existente mediante el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

¿Respuesta al BRICS?

En un momento de ascenso del mercado chino, el gigante asiático ha procurado fortalecer su alianza comercial con la India, Rusia, Sudáfrica y Brasil, un bloque identificado como el BRICS al que, además, podrían sumarse países como Argentina y Argelia.
En su proceso de ascenso a la presidencia brasileña, por ejemplo, el líder metalúrgico Luiz Inacio Lula da Silva reconoció que China es el principal socio comercial de Brasil, la más grande economía de la región latinoamericana, seguida por México.
Además, China multiplica sus enlaces e intercambios comerciales con distintas regiones del mundo, incluidos los países africanos, en un esquema identificado por el análisis internacional como la nueva Ruta de la Seda.
- Publicidad -


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!