“Siete días de Grilla”

La historia subraya el rechazo de Héctor García Rodríguez como una gran descortesía de la Legislatura del Estado al gobernador José Aispuro Torres.

Todo estaba negociado -debidamente planchado dicen los políticos- entre la administración y la mayoría priista, pero encima de todo vetaron al exdelegado de la PGR por causas que nadie entiende.

Y lo rechazaron no por tratarse de García Rodríguez, ni por los pecados cometidos durante su paso por la PGR en Coahuila, sino por llevarle las contras al gobernador Aispuro.

Los que vieron cuentan que los legisladores estaban por someter a votación la propuesta, que hasta ahí seguía el acuerdo de aprobarlo, pero que en ese ínter Luis Enrique Benítez recibió una llamada telefónica y todo se vino abajo.

Nadie sabe quién estaba del otro lado de la línea, lo cierto es que tras el telefonazo los diputados libres de Durango (así los calificó Benítez) votaron en contra.

Luis Enrique aseguró que no hubo línea de nadie externo a la cámara, que lo que pasa es que la legislatura tiene diputados libres en Durango y que en esa libertad cada quién rechazó o apoyó la propuesta.

Claro, el dicho de Benítez despertó toda suerte de carcajadas, pues ¿cómo que diputados priistas y verdes libres? Es lo que menos han tenido los legisladores de ambos partidos, puesto que en lo general han votado incluso yendo contra su voluntad o contra sus propios intereses.

Muchas veces lo han reconocido unos y otros legisladores, que se arrepienten de lo que votaron. O lo que es lo mismo, votaron contra su voluntad, como ha ocurrido siempre.

——————————–

Sería bueno saber quién hizo la llamada a Benítez para vetar a Héctor García Rodríguez, sobre todo porque el voto en contra de los diputados locales es idéntico al nulo avance del Sistema Nacional Anticorrupción.

Un ente persecutor de los ladrones, se advierte, va contra nuestros principios, contra nuestras creencias, quizá por eso coincidieron nuestros diputados con las cámaras federales.

Un aparato persecutor de los ladrones es algo así como un tsunami de ácido muriático para los diputados priistas y sus sanguijuelas satélites. No debe pasar nunca, primero pasa un elefante por el ojo de una aguja.

Quizá por eso nuestros representantes en la cámara se dejaron querer y aprovecharon su perversa mayoría para impedir la creación de algo o alguien que les esté cuidando las manos.

——————————–

La naturaleza hecha aguacero castigó de manera severa a Durango en la semana. Ojalá no sea un mal presagio de lo que está por venir, pero el agua, buscando su camino, no se detiene ante nada, se lleva lo que encuentra.

Hace diez meses nuestra capital sufrió las inundaciones más terribles de que se tenga memoria en donde murieron tres personas y no debe morir una más.

Se han limpiado canales, arroyos, la acequia grande, etc., de donde extrajeron miles de toneladas de desecho que debieron parar en la basura y no en las alcantarillas, pero… no parece suficiente, puesto que la naturaleza es impredecible, no hay niguna seguridad de que no vuelva a suceder una desgracia.

Y más si recordamos que muchas familias siguen viviendo en sus casas construidas sobre el lecho de los arroyos y, por muy bien hechas que estuvieran, se las puede volver a llevar la corriente.

Lo vimos a mitad de semana en la inundación del nororiente de la ciudad y sobre todo, de Paseo Durango. Sí, fue un aguacero muy fuerte, muy intenso de poco más de media hora, pero… las deficiencias en la construcción fueron determinantes para recibir en el área comercial otra anegación de la que no se tiene registro.

Los negocios de Paseo se habían “goteado”, sí, pero no inundado como sucedió el martes pasado.

Las autoridades han hecho lo que humanamente está de su parte. Ahora las potenciales víctimas deben hacer la suya para evitar que se los lleve la corriente.

——————————–

Por cierto, ahí les encargo me informen sobre la conclusión de regidores panistas que en el supuesto obligaron a Paseo Durango a que regale la primera hora de estacionamiento a sus clientes.

Esa orden se la pasan por el arco del triunfo los señores de la Nueva Venecia (así le dicen ya a Paseo Durango) pues que se sepa solamente los comerciantes de Venecia se han acostumbrado a regentear sus mercancías entre el agua.

Ojalá que Minka Hernández se imponga y saque adelante esa tarea que, los de Paseo Durango, insisten en hacerla de agua, pues por el cobro de estacionamiento están recibiendo un dineral que ni locos dejarían ir.

——————————–

El Instituto Nacional Electoral está reculando respecto al posible atraco en el Estado de México para hacer gobernador a Alfredo del Mazo. Ahora deja en manos del TRIFE la decisión final tanto ahí como en Coahuila.

Y dentro de la reculada, al interior de los consejeros, Ciro Murayama y Benito Nacif, advierten lo que puede generar el INE si consciente el atraco a Delfina Gómez.

Saben que el Instituto Nacional Electoral empezaría a desmoronarse de forma inevitable, puesto que hasta ahora sigue siendo un ente medio confiable para los mexicanos, pero medio en virtud de que ya ha emitido decisiones por demás amañadas, y una más empezaría a cavar la tumba para enterrar la poca confianza que se le tiene.

O sea, están reculando y lavándose las manos, pues no nada más no terminan de anular las elecciones tanto en Coahuila como en el Estado de México, sino que de una o de otra manera han operado en función del fraude, algo por sí solo lamentable.

No está fácil resolver los dos espinosos asuntos electorales, especialmente porque entre los consejeros del INE hay abiertos simpatizantes por el PRI y gustosos levantarían la mano para favorecerlo.

El Instituto Nacional Electoral quedó atrapado entre la legalidad y la desfachatez política, pero tan mala una como la otra, puesto que de emitir un fallo favorable al PRI se expondrán a que los “perdedores” vengan y les quemen todo.

——————————–

No es malo que el excandidato del PRI a la gubernatura, Esteban Villegas, ya sea un nuevo rico en Durango. Lo que está malo es que todavía le deba a sus acreedores de campaña.

No pocos empresarios quedaron en la “chilla” por fiarle a Esteban, y no hay poder humano que interceda para que les paguen.

O peor aún, a los acreedores no les dicen que no les pagarán. Por el contrario, les dan esperanzas nada más.

Hombre, pero si Villegas está por inaugurar su gran negocio, quiere decir que sí le dejó sus billetitos la pasada contienda, o de otra forma cómo. O me dirán que ya traía riqueza desde que salió de San Juan, ¿verdad que no?

——————————–

Sabrán nuestros lectores que circula en redes sociales un Cuadro de Honor conformado por los más grandes ladrones que han pasado por el gobierno o por los gobiernos y dominan los priistas.

Está en primerísimo lugar Javier Duarte, Mario Villanueva, Andrés Granier, Jesús Reyna, Guillermo Padrés, Humberto Moreira, Eugenio Hernández, Gabino Cué, Fidel Herrera, Tomás Yarrington, Roberto Borje, César Duarte, Juan Torres López, Eugenio Hernández, Luis Armando Reynoso y algunos otros que se nos escapan a la memoria.

Será cosa de ustedes, queridos lectores, que enriquezcan o reduzcan esta espeluznante lista de ladrones de cuello blanco, gente finísima pues, que quizá merece estar en ese cuadro decorado con vistoso marco dorado.

Cuadro de Honor que, por cierto, incidirá de nueva cuenta en una elección, la del año venidero, donde los mexicanos volverán a cobrársela a nuestros políticos.

Ya les dieron un repaso el pasado 4 de junio en el Edomex, Nayarit, Coahuila y Veracruz, pero… todavía le falta a esto. Otra friega les espera el año venidero, a menos que el Gobierno Federal permita el castigo ejemplar para Javier Duarte, pues parece todo resuelto para proteger al súper raterazo que de acuerdo a su concepción, merece la extinción, por ladrón.

——————————–

Manlio Fabio Beltrones, recordemos, el año pasado le pidió al presidente Enrique Peña Nieto que se castigara a los gobernadores ladrones, que los sancionara para que el PRI ganara la elección.

Peña Nieto fingió demencia, no quiso o no pudo encarcelarlos, sobre todo a Javier Duarte, y de ahí se derivó la debacle en las urnas, pero sabemos todos que esa fue la causa del histórico revés en siete estados, Durango entre ellos, que empujaron la renuncia de Manlio.

Aunque Manlio dejó el partido más por coraje que por dignidad, pues asegura que en tiempo le pidió al mandatario castigara a los rateros para componer un poco el negro panorama.

No le escuchó el jefe de la nación, ahí estuvo la debacle.

Ahora, Ivonne Ortega, exgobernadora de Yucatán, sumada a otros cuadros distinguidos del priismo nacional como el propio Beltrones, Ulises Ruiz y otros, le están poniendo el cascabel al gato y exigen la democratización del PRI.

Lo exigen en virtud de que de mantener sus viejos estilos, seguirá perdiendo en cuanto proceso electoral participe. La prueba más clara se tuvo en la pasada elección, pero sobre todo por los casi cinco millones de electores que ha perdido el PRI en los últimos 24 procesos electorales.

El PRI -dice Ivonne- se está quedando solo. Camina hacia su extinción, pero los mandos insisten en las viejas y caducas formas de elegir candidatos.

El PRI necesita volver a escuchar a sus militantes. Escucharlos y actuar en consecuencia a la hora de seleccionar a los candidatos, de lo contrario, quienes sean postulados y no lleven la aprobación de las bases, no llevarán el respaldo necesario para buscar el triunfo en serio.

Y perdió seguidores también por los muchos escándalos de corrupción en que están metidos los exgobernadores, repite. Es obligado castigarlos, de lo contrario el PRI no recuperará a esos seguidores, insistió la diputada federal con licencia Ivonne Ortega.

——————————–

Antes, el propio Manlio Fabio Beltrones advirtió que si el PRI no alcanza la unidad a su interior antes de que se escoja al candidato presidencial, estará condenado al fracaso el año próximo.

Manlio encabeza sin proponérselo la nueva corriente democratizadora del Partido Revolucionario Institucional, aunque cada vez que abre la boca para criticar a su partido el presidente del CEN Enrique Ochoa Reza voltea la mirada hacia otra parte.

Piensa el famoso “Clavillazo” que el PRI tiene todo para repetir los “triunfos” el año venidero, aun cuando hace rato que no se registra una verdadera victoria tricolor como para pensar en semejante mentira.

Sintetizando: Una cosa es lo que piensan los democratizadores priistas, pero otra la que pasa por la cabeza del presidente Enrique Peña Nieto y sus alfiles en el gobierno y en el PRI.

Si hoy fueran las elecciones, el PRI quedaría en tercer lugar. Las tendencias del voto de los mexicanos mandan al tricolor hasta la tercera posición, pero el expartidazo no se da por enterado y, obviamente, lo que menos piensan es abrir el PRI a la pluralidad.

——————————–

Todavía hace un par de semanas el prospecto priista más aventajado para la candidatura presidencial era Miguel Ángel Osorio Chong, pero… de pronto empezó a sonar el hombre que no sabe “ler”, Aurelio Nuño, y pues, ¿quién sabe?

No pocos insisten en que sería Nuño el “dedo chiquito presidencial”, aun cuando el hombre demostró en los hechos su ignorancia, cuando una niña de 8 años le rectificó que no se dice “ler”, sino “leer…”, con doble e.

Pena ajena, claro, que haya sido una chiquita como esa la que le aclarara dónde llevan los acentos sus palabras, aunque… para los políticos eso es un mero detalle que poco o nada habrá de incidir a la hora de una bendición presidencial.

Además, si de ignorantes se trata, para qué buscar en otras partes, si los tenemos a la mano. Justo el jefe de la nación se ha caracterizado por su incultura, precisamente consecuencia a su nula afición por la lectura.