Inicio > Columnas > 7 días de grilla > “Siete días de Grilla”

“Siete días de Grilla”

El susto que se recetaron nuestros reporteros ayer durante el episodio violento de la colonia Las Encinas es la más puntual confirmación de los riesgos de los periodistas cuando se entregan de manera profesional a su tarea.

Nuestros periodistas cubrían y transmitían en vivo el lamentable incidente cuando de pronto sonó el tableteo de la metralleta y, en realidad, nadie tenía idea de hacia dónde iban los disparos.

Los reporteros inicialmente creían cubrir un intento de suicidio que estaba bajo el control policial, algo rutinario que no daría para más, cuando de pronto el estruendo de las metralletas policíacas y otras armas, pero la confusión se hizo dueña del ambiente que nadie atinaba a precisar qué ocurría y todo mundo temía que apareciera una bala de las muchas de las decenas de balas que se dispararon.

El resultado fatal del incidente es bien conocido, murió el individuo que durante la semana, y ayer mismo, había matado a un tío y su hijo (primo) cuando en el supuesto atacó a los policías no obstante que durante horas estuvieron tratando de convencerlo que depusiera la actitud y que entregara el arma, pero en el triste episodio quedó comprobada la entrega, el profesionalismo y el peligro en que se tiene que hacer este trabajo que, sin embargo, no merece ninguna consideración para ninguna instancia de gobierno, sino más bien todo lo contrario, como pudimos ver en la misma transmisión de ayer.

 

El doctor Mauricio Holguín, presidente de la CANACO en Durango, cree que Presidencia de la República está jugando con el sentimiento de los mexicanos al pedir a los adultos que se enlisten para recibir la vacuna contra el coronavirus.

Nosotros no creemos que estén jugando, estamos seguros que Presidencia está levantando un padrón virtual de simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional para pedirles el voto por sus candidatos en junio próximo.

Es correcto lo que dice el doctor Holguín, si no hay vacuna en el mundo, de dónde agarrarán el inmunizante para proteger a los adultos mayores de 60 años. De ninguna parte, porque no hay, los laboratorios no pueden producir más de 6 millones de dosis al mes, y se necesitan de menos cien millones para el primer mes.

Ayer en la columna Chicotito se comentó que el creador de la vacuna rusa Sputnik V reveló que el gobierno de Rusia ha levantado un laboratorio emergente para producir otros 10 millones de dosis, pero en los hechos no ha empezado a trabajar. Es posible que para fines de este mes tenga las primeras, pero por ahora nada más es posible.

Entonces, de dónde agarrarán los 20 o 50 millones de dosis que se requieren para inmunizar a los viejanos mexicanos. De ninguna parte, no hay, no se trata de enchiladas o de pan y leche, que donde quiera puede uno comprarlos.

Más bien, el gobierno está tratando de asegurarse la mayoría en la cámara y cree que ofreciendo la vacuna inexistente puede repetir el dominio legislativo, aun cuando… el gobierno todavía no responde a la explicación que están pidiendo muchos científicos por los casi 170 mil muertos, que son un mundo de muertos, pero… los que faltan, pues hay estimaciones de que todavía pudiesen morir otros 100 mil mexicanos más en los próximos meses, cuando las estimaciones del científico presidencial Hugo López Gatell fueron de 6 mil muertos, luego los ajustó a 8 mil y lo subió a 60 mil en un hipotético estado catastrófico, aunque quién sabe en qué hipótesis irán sus estimaciones si las cifras se han multiplicado casi a diario.

 

Esa es la razón por la que el Gobierno Mexicano autorizó a la iniciativa privada y a los gobiernos de los estados que adquieran sus propias vacunas, no hay en el mercado. Hay que hacer cola para lograrla y quién sabe cuándo habrá disponibilidad.

Hay quienes piensan que los países más ricos sobre la tierra habrán de acaparar el inmunizante y a los otros les dejarán vacunas cuando se haya atendido a la población más pudiente.

El mismo Papa Francisco ha advertido la complicada situación y ha pedido a los gobernantes de las naciones poderosas que compartan con los países chicos y/o pobres, que permitan que el biológico llegue a esos pueblos al mismo tiempo.

Sería un gesto humanitario y solidario de los grandes países con los que menos tienen, pero en muchos de los casos por el interés de unos y de otros, toda vez que en función de la globalización por que cruza la humanidad, lo que le suceda a un país pequeño o pobre acabará convidándole a las grandes naciones.

Trasciende hoy mismo que ante la urgencia de adquirir vacunas los “hackers” cibernéticos están haciendo su agosto y que están engañando a medio mundo haciéndoles creer que disponen de vacuna, les piden grandes sumas de dinero como adelanto y la vacuna no llega nunca. Hasta con esa chinche tienen que cargar los gobiernos en el mundo.

 

Si algo queda de aquella fantasía de alcanzar la gubernatura para Jorge Salum, él mismo se está encargando de borrarla. Aparte de las una y mil equivocaciones incurridas en el gobierno local, el terrorismo contra los ciudadanos no tiene paralelo.

Todos los días alguien se queja de forma ruidosa por los yerros municipales y, en contrasentido, antes que atender a los quejosos, la autoridad reacciona con toda suerte de amenazas para si siguen haciendo ruido.

Los ciudadanos están hartos de las toneladas de cartas que reparte el municipio en las que se advierte de forma nada acomedida que si no pasan a pagar en las siguientes horas, de menos, los pasarán por las armas.

La gente, cuando tiene, no necesita que le anden picando las costillas. Se advierte de manera frecuente las colas que se forman en las cajas municipales para el pago de los servicios, pero… los días que vivimos no son normales. Hay mucha gente desempleada, que no tiene para comer, mucho menos para pagar impuestos.

La cadena de errores de la actual administración municipal se extiende desde que asumió Jorge Salum del Palacio, un día sí y otro también están metidos en nuevos problemas y, pareciera el gobierno del masoquismo, que no están en paz si no se molesta más a la gente.

Ojalá nos equivoquemos, pero llega a tal tamaño la indiferencia de la alcaldía que no pocos creen que tras los problemas de salud del año pasado del jefe edilicio, y para no exponer más el pellejo, Jorge tiró la toalla. No abandonó el cargo, pero entregó el mando a algunos de sus colaboradores y, como en los mejores tiempos del doctor José Ramón Enríquez, que cada quien haga lo que mejor le parezca. Obviamente algo por de más lamentable que creíamos superado por el ente municipal.

 

No es que uno sea mal pensado pero a últimas fechas se ha visto mayor presencia de unidades policiacas en las principales avenidas y bulevares de la capital.

Y es que con el argumento de que se busca brindar mayor seguridad y reducir accidentes viales, esto se presta a que algunos agentes lo usen como pretexto perfecto para llegar a intimidar y sacar provecho de los que lleguen a parar y revisar.

Diarias son las quejas de abusos por parte de agentes de Policía Preventiva y Vialidad, principalmente en cuestión de vidrios polarizados, placas y exceso de velocidad. Pues al detener a alguien por este motivo “meten hilo para sacar la hebra”, pues piden que el conductor traiga consigo hasta el acta de matrimonio, fe de bautizo de los hijos, tarjeta del abonero y hasta cuestionan por qué traen tan sucia la unidad.

Esto da pie a que pidan la clásica “mordida” pues asustan a los ciudadanos con tener que llevárselos al corralón o tener que aplicarles millonarias multas, pues saben que algunas personas desconocen el costo de las infracciones de vialidad.

Pero no todos los agentes que laboran en Seguridad Pública solo buscan sacar provecho de los demás, algunos simplemente hacen su trabajo pues tampoco hay que negar que algunos ciudadanos infringen totalmente la ley al viajar con polarizado que rebasa el nivel permitido, que todos los semáforos los ven verdes, que usan las calles como pistas de carreras y que se la pasan hablando por celular mientras manejan.

No queda más que pedir que en verdad estos operativos realmente persigan el objetivo de meter en cintura a los automovilistas que transitan por las calles de la ciudad y no solo sea algo recaudatorio por parte de la autoridad.

 

Patético y por de más lamentable todo lo que le sucede al exgobernador de Puebla, Mario Marín, pero es la confirmación puntual de que la justicia a veces tarda, pero llega.

Mario, ahora identificado como “El Gober Precioso” es uno de los integrantes de la banda de pederastas en la que figuraban Jean Succar Kuri, Kamel Nacif y el priista destacado Emilio Gamboa Patrón.

Ellos fueron demandados por la escritora Lidia Cacho, a quien trajeron desde Cancún hasta Puebla atada de pies y manos en la caja de una camioneta y bajo extenuantes temperaturas en represalia por haber destapado el clan pederasta.

Veremos hasta dónde la tal justicia es parejera y termina con la aprehensión del político mexicano que vive en una isla propia cercana a Cancún donde procede al retiro, particularmente desde que afloró el espinoso asunto en los medios de comunicación.

 

Muchos de los reporteros de los distintos medios no pudieron llegar hasta el escenario violento de la colonia Las Encinas justo por el bloqueo que de nuevo volvieron a hacer en Felipe Pescador los maestros de tiempo completo.

Los mentores, la mayoría asignados a la región indígena, han realizado distintas acciones para exigir el pago a sus sueldos o el complemento correspondiente, pero… como lo hemos dicho otras veces, por qué tienen que bloquear calles, si las calles son de todos, todos tenemos derecho a usarlas.

Aparte, si les deben, que les paguen, pero para que les paguen tienen que tocar la ventanilla correspondiente, y en este caso, por más que toquen al Gobierno del Estado no obtendrán nada, pues la administración estatal no tiene el billete respectivo porque la Federación no nada más no lo envió, sino que desapareció el programa.

Entonces, es de suponerse que por más bloqueos, marchas y plantones que realicen no habrán de alcanzar su objetivo. El dinero no existe y, lo peor, ya no existe ni el programa.

Sorprende que vuelvan los profes a obstruir el libre tránsito, que vuelvan a pisotear el derecho de los demás y nadie, ni estatales ni federales, les dicen nada.

 

Viene a nosotros un muchacho y se queja que estuvo recibiendo su beca “Benito Juárez”, pero desde mayo pasado ya no recibió ni el saludo, mucho menos el dinero.

Cree él mismo, y nos lo expone: Pienso que nos entregaron la ayuda dos o tres veces, y que nos hicieron creer que así se entregaría por más tiempo, pero solo para abrirnos las expectativas y que sigamos creyendo en el gobierno.

Ojalá que Iván Ramírez, responsable del programa, nos informe qué ocurre, si es real el problema que expone el jovencito a que hacemos referencia, o pasa algo que él no conozca.

Lo cierto es que -nos cuenta el muchacho de marras- ni yo, ni mis compañeros de escuela hemos recibido ya nada, de modo que no es casualidad. Más bien ha de ser táctica como para darle publicidad al programa, aunque esté quedando a deber.

Aparte, mencionar que el presidente Andrés Manuel López Obrador no ha anunciado alguna interrupción o cancelación del programa, por tanto, nada más con que nos digan dónde ha quedado ese billete.

 

Trasciende que Ismael Hernández Deras amarra otra legislatura federal al aparecer entre los suertudos que irán por la diputación plurinominal del PRI.

Las iniciales de Ismael aparecieron junto a nombres como el de Alejandro Moreno, Rubén Moreira, Carolina Viggiano y Pablo Gamboa, quien en su trayectoria destaca ser hijo del pederasta Emilio Gamboa Patrón.

La probable repetición de Hernández Deras, sobra decirlo, es consecuente con su liderazgo en la Confederación Nacional Campesina. Sería hasta obligado anotarlo como repetidor nada más por la estafeta campesina que lleva a cuestas.

Extraña que en la lista de pluris no figuran Ricardo López Pescador, tampoco Arturo “Guadaña” Yáñez, quienes en el supuesto se cuentan entre los pocos amigos, pero amigos (de piquete de ombligo y esas cosas) del líder nacional priista. ¡Otraaa vez será..!!!

 

 

Algo o alguien confundió a la sociedad al decretar la reapertura de los salones de baile y hasta de bares disfrazados de restaurante, pues la circunstancia para muchos refleja la terminación del coronavirus, cuando no hay tal.

El virus está más letal que nunca, más vivo que siempre y, tenemos que entenderlo, no se ha hecho lo medianamente aconsejable por los expertos para superar tan amargo trago, y sin embargo, muchos creen que ya pasó lo más peligroso.

La reapertura de los salones y de algunos negocios espirituosos fue autorizada por el consejo de salud precisamente en atención al clamor de los miles de familias que dependen de esos negocios y que dejaron de tener utilidades desde hace un año, pero no porque la pandemia haya cedido o bajado de intensidad.

Durango, de acuerdo a los números de contagios y muertes, estaría más cerca del rojo del semáforo epidemiológico que del amarillo, pero… es correcto. No es posible tener cerrado de manera indefinida ningún negocio, hay que buscarle una salida al problema que habla de pérdidas multimillonarias y, sobre todo, de fuentes de trabajo.

 

Nosotros estamos absolutamente convencidos de que nuestros diputados federales algo podrán hacer por los usuarios de la súper carretera a Mazatlán y las autopistas de la entidad, aunque estaría por verse qué es lo que hacen.

Esta semana Caminos y Puentes Federales nos dio la buena nueva del año con el anuncio de un enésimo aumento en los cobros de peaje por el uso de las carreteras de cuota.

No tenemos idea de en qué se basó CAPUFE para incrementar los cobros, porque seguro es que no tiene nada qué ver con el estado desastroso y terriblemente peligroso de los caminos, porque eso, para la empresa no cuenta, para ellos cuenta el dinero nada más.

Entonces, como nuestros diputados federales son del partido en el gobierno, con la mano en la cintura defenderán a los perjudicados exigiendo que se regresen las tarifas al pasado.

Eso es lo que debían hacer los diputados por nosotros, obviamente, pero… admitimos que es un sueño y que, lo más posible, es que se quede en eso, en un sueño.