domingo, diciembre 10, 2023
Inicio > Columnas > Estado de los estados por Lilia Arellano

Estado de los estados por Lilia Arellano

“El capital no es un mal en sí mismo, el mal

radica en su mal uso”: Mahatma Gandhi

 

  • Escandalosos sobrecostos en obras ícono de la 4T
  • AMLO clama: “no somos corruptos; no somos rateros”.
  • Exige el embajador Ken Salazar resultados en seguridad
  • LitioMX, dirigida por Alfonso Durazo, será otro fracaso

 

Ciudad de México, 30 de agosto de 2022.- Los spots del gobierno federal exaltando miles y miles de millones de pesos obtenidos a través del ahorro y para beneficio del pueblo, no solamente sonrojan por su pésima producción sino por las mentiras del mensaje. Un ejemplo puede servir para, como dice el refrán, convertirse en el “botón de muestra”. La refinería construyéndose en Dos Bocas, Tabasco, va a costar a los mexicanos más de 20 mil millones de dólares, rebaza el doble del monto original planteado por López Obrador, quien confirmó los sobrecostos del presupuesto original porque “no se contemplaron equipos que se necesitan para su operación así como la construcción de un gasoducto”.

Desde Palacio Nacional, el mandatario mandó un mensaje de tranquilidad, para evitar inquietudes y el argumento base lo fundamento asegurando “no hay corrupción y nadie hizo negocio para provecho personal, no somos rateros”. ¿No logró un céntimo de ahorro en su obra ícono inconclusa e inservible durante un largo tiempo? Así es como la cruda realidad azota el rostro de las fantasías tabasqueñas. Las próximas auditorías de la ASF confirmarán los dichos del Ejecutivo o revelarán las irregularidades cometidas por su administración, pero será hasta el próximo sexenio y no hay mucho tiempo para tapar yerros e irregularidades.

Mientras tanto, es evidente que la gestión de la autodenominada Cuarta Transformación es igual o peor a las encabezadas por el PRI o el PAN, y tal se comprueba con los sobrecostos de los tres proyectos emblemáticos debido a estimaciones erróneas desde su origen, por la falta de transparencia y planeación financiera, así como a la inauguración de obras sin terminar y solo para cumplir con los tiempos políticos. Se trata de contar y difundir gráficas a las cuales puede grabárseles “compromiso cumplido”.

Es muy fuerte el tufo de corrupción al otorgarse contrataciones por asignación directa y no seleccionando a quienes presentan los mejores números, materiales, tiempos en licitaciones o concursos en los cuales se buscaba también la participación de empresas extranjeras. Tampoco hubo sesiones ordinarias de los consejos de administración o, en el caso del Tren Maya, de las reuniones de Fonatur para dar a conocer los avances financieros y la ruta critica.
Desde el punto de vista del análisis financiero, técnico y político ha prevalecido la opacidad.

El presidente López Obrador no se cansa de culpar a las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto de los males padecidos actualmente, pero no admite su propia responsabilidad en las crisis de seguridad pública, económica o desarrollo social en el país. Sigue sin asumir su responsabilidad por el aumento de costos en sus obras insignias. En el caso de la refinería en Dos Bocas, el pasado 10 de agosto, el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos autorizó 5 mil 617.5 millones de dólares adicionales “para dar continuidad a las actividades del proyecto en 2022” –incluidos los recursos por el pago del IVA- y 853.2 millones de dólares más “para su puesta en operación”.

De esta forma, al complejo le fueron autorizados 6 mil 470.7 millones de dólares más de lo previsto originalmente en 2019, cuando su costo se estimó en 8 mil 918.5 millones de dólares, de los cuales 4 mil 746.9 millones correspondían a plantas; 2 mil 783.9 millones a servicios auxiliares, y mil 387.7 millones de dólares más a acondicionamiento y planificación. Esa estimación también incluía 31.3 millones de dólares anuales por 20 años para la operación de las instalaciones, es decir, 626 millones de dólares para ese periodo. Además, 203.7 millones de dólares anuales de gastos fijos de la instalación, equivalentes a 4 mil 74 millones de dólares a erogar en el periodo 2023 a 2043.

Con todos esos gastos, el costo de la refinería se estimaba en 13 mil 618.5 millones de dólares. Con la aprobación de los recursos adicionales aprobados el pasado 10 de agosto de este año se eleva el costo de la refinería Olmeca a 20 mil 89 millones de dólares, cifra equivalente a 13 refinerías como la de Deer Park, ubicada en Texas y adquirida por el gobierno a inicios de año por mil 489 millones de dólares. López Obrador admitió: “hubo un incremento en el costo de la refinería porque no se contemplaron originalmente equipos que se necesitan y se amplió el presupuesto, pero tienen que estar ustedes tranquilos y seguros de que nadie hizo negocio para provecho personal en la construcción de la refinería, que no hay corrupción, que no ya no es el tiempo de antes.

“La responsable de construir la refinería de Dos Bocas, Rocío Nahle, es una mujer integra, honesta, porque esto es muy importante y ya esta terminada la refinería, si quisiéramos hacerla ahora nos saldría pues al doble y no la terminaríamos en el tiempo que se construyó. Es una gran obra. Vamos a informar como está informando el Consejo de Pemex sobre el costo de la refinería y de este presupuesto adicional que implica construir otros equipos, que no se contemplaron en el costo inicial y también todo el costo de integración y ya lo que va implicar la operación de la refinería. Pero estamos muy contentos con esta obra porque ya la concluimos, vamos a procesar 340 mil barriles de petróleo crudo”.

En la conferencia de prensa, López Obrador descartó la aplicación de sanciones a los funcionarios responsables de la proyección del costo inicial de la refinería e insistió: “No permitiremos la corrupción, no somos rateros. El problema de los gobiernos neoliberales es que eran muy ladrones, muy rateros, y no solo los políticos, sino los empresarios, eran traficantes de influencias, pero mucho muy corruptos”. En el Tren Maya y el AIFA el costo de las obras sobrepasa lo inicialmente calculado. Fonatur es el encargado del Tren Maya y existe la promesa de ser inaugurado en diciembre de 2023. Su costo original se calculó en 156 mil millones de pesos con IVA, de acuerdo con el análisis de costo-beneficio presentado en mayo de 2019. En ese monto no se considera la adquisición de material rodante adicional prevista para los años 2033 y 2043, a fin de cubrir el aumento de la demanda del proyecto, por un total de 7.1 mil millones de pesos.

El costo actualizado del Tren Maya está en 230 mil millones de pesos, es decir, hasta hoy existe un sobrecosto de 74 mil millones de pesos, de acuerdo con el Programa Nacional Ferroviario 2022, dado a conocer por la Subsecretaría de Infraestructura de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT). ¿Tampoco pudieron ahorrar para poder presumir de una acción obligatoria?

En cuanto al AIFA, se dijo tendría un diseño austero y un presupuesto de 68 mil millones de pesos más IVA, es decir, 79 mil 306 millones de pesos. Sin embargo, hasta el cierre de 2021, la obra ya tenía un ejercicio de 104 mil 531 millones de pesos, de acuerdo con los reportes de la Secretaría de Hacienda. Para 2022, se aprobó en el Presupuesto de Egresos de la Federación una asignación de 11 mil 450 millones de pesos más, pues Hacienda autorizó ampliaciones elevándose el costo del proyecto a 115 mil 982 millones de pesos, es decir, de momento hay un sobrecosto de 36 mil 878 millones de pesos.

No sin dejar de sentir una enorme vergüenza podrían salir a justificar estos costosos errores provocados por su gran ignorancia, aunque lo ideal sería castigar a quienes han despilfarrado estas millonarias sumas.

TAMBIÉN POR SEGURIDAD CHOCAN MÉXICO Y EU

El embajador de EU en México, Ken Salazar, señaló la semana pasada: “La violencia en México exige soluciones urgentes”. Ante los ataques de los grupos del crimen organizado contra la población y la ola de violencia presente en buena parte del territorio mexicano, el diplomático señaló: “Es tiempo de dar resultados en seguridad… Los pueblos tienen derecho a vivir sin miedo”. Luego de reunirse con empresarios, el representante del gobierno de Joe Biden habló del enfriamiento de las inversiones del sector privado ante los atentados de las organizaciones criminales. Su gobierno, dijo, ha puesto a disposición de las autoridades mexicanas más recursos y una mayor colaboración para lograr tengan los compromisos bilaterales un mayor impacto en ese terreno.

La embajada de EU actualizó sus restricciones de viaje incorporando a Zacatecas con la categoría de riesgo máximo, sumando así seis entidades las no recomendables. Sin embargo, el gobierno de López Obrador ha limitado los operativos con participación estadounidense y sigue abanderado un discurso soberanista afirmando México “no es colonia de nadie”. A finales del año pasado, a pesar de los roces intermitentes, EU y México firmaron el “Entendimiento Bicentenario”, un programa para el combate a la delincuencia. Ahora, Salazar reclama a AMLO: “se requieren resultados”.

Al referir el reclamo del embajador estadounidense, en una reunión con senadores de Morena, el canciller Marcelo Ebrard, respondió: “Bueno, ya le recordé, hay un Entendimiento Bicentenario, que es un documento que se negoció entre el Departamento de Estado y la Cancillería, con la presencia de las áreas de seguridad, siguiendo la misma lógica que acabo de hablar, que es cuál, ¿cuáles son los objetivos de que eres responsable tú Estados Unidos y de qué soy responsable yo México? Porque tu eres corresponsable de los problemas que hay. La pregunta que yo le haría y le voy a hacer al señor embajador ahora que nos veamos, es: ¿Cuánto ha reducido Estados Unidos el tráfico ilegal de armas? Porque eso está en tu programa; programa que los dos países hicimos juntos y que además tenemos la obligación de informar”. El informe sobre este tema se rendirá el 5 de septiembre y “Vamos a decir que hemos logrado de lo que nos toca, y Estados Unidos tiene que decir qué ha logrado de lo que ellos les toca”, expresó un envalentonado canciller a quien en Palacio Nacional no escuchan.

Todo en materia de seguridad se redondeó al no presentarse, como debieran, los integrantes de ese gabinete ante los senadores morenistas.

DE LOS PASILLOS

Tras reunirse en Palacio Nacional con el presidente López Obrador, Alfonso Durazo Montaño informó será Sonora la sede de la nueva empresa gubernamental encargada de la exploración y explotación del litio, LitioMX, y el gobierno estatal contará con una participación en la misma, lo cual, subrayó, representa una oportunidad de desarrollo y beneficio económico para la entidad. El pasado 22 de abril se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma a la Ley Minera, mediante la cual se “declara de utilidad pública el litio, por lo que no se otorgarán concesiones, licencias, contratos, permisos o autorizaciones en la material. Serán consideradas zonas de reserva minera aquéllas en que haya yacimientos de litio”. Ante el cúmulo de fracasos registrados en cada una de las empresas pretendidas por la 4T, la del litio, a no dudar, no será la excepción y menos en manos de quien ha demostrado no tiene talento para la administración ni el servicio público. ¿Será bueno para los negocios?

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: