domingo, mayo 26, 2024

Está en riesgo la celebración de elecciones con los estándares de calidad e integridad en México

Publicado:

En la delegación del INE en Durango hemos seguido con atención el proceso legislativo de reforma a las leyes en materia electoral, con la aprobación se ve comprometida la capacidad del Instituto Nacional Electoral para garantizar la celebración de elecciones libres, auténticas y periódicas, como lo mandata la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y como lo hemos venido haciendo gracias a la autonomía constitucional y al personal del INE que ha sido contratado a través de concursos como es el Servicio Profesional Electoral Nacional y la rama administrativa permanente y especializada en las 32 entidades y los 300 distritos del país.  

Con esta reforma no solo se pone en riesgo la celebración de elecciones con los estándares de calidad e integridad que demanda una auténtica democracia, sino que se atenta contra el ejercicio de derechos fundamentales de la ciudadanía mexicana:

  • Las juntas distritales que se quieren desaparecer son las que garantizan el derecho a la identidad y al voto, ya que prestan el servicio de credencialización y actualización del padrón electoral, llegando a las más alejadas comunidades.
  • Las juntas distritales son las que garantizan el derecho de asociación política, al verificar y certificar la celebración de asambleas constitutivas de los partidos políticos.
  • Las juntas distritales son las que garantizan el principio de igualdad y secrecía del voto, ya que se encargan de la instalación de las casillas en cada colonia, comunidad, pueblo, municipio y de proveer los materiales electorales el día de la jornada electoral, además de coordinar su recuperación, mantenimiento y reutilización, generando ahorros millonarios al país.
  • Las juntas distritales garantizan la certeza en la emisión y cómputo del voto, ya que son quienes llevan a cabo la integración de las mesas de casilla con la ciudadanía sorteada y capacitada para recibir y contar los votos de sus vecinos, llenar las actas e integrar los documentos de lo ocurrido durante la elección en cada casilla, visitando los lugares más alejados y difíciles en el país.
  • Son las juntas distritales quienes realizan la verificación y recuento de votos para corregir cualquier inconsistencia, dando certeza y exactitud a los resultados electorales.
  • Las juntas distritales operan el Programa de Resultados Preliminares y coordinan la obtención de información del Conteo Rápido, instrumentos que han permitido dar a conocer la misma noche de la elección las tendencias precisas de los resultados con transparencia y otorgan certeza a la ciudadanía y actores políticos.
  • Las juntas distritales son los órganos permanentes y profesionalizados que mediante la oficialía electoral y la secretaría del consejo, documentan y certifican cada actividad, cada decisión y cada etapa del proceso electoral, lo cual permite que los tribunales puedan determinar la legalidad y validez de las elecciones.
  • Las Juntas Ejecutivas del INE son las encargadas de realizar los programas de educación cívica, participación ciudadana, promoción del voto, cultura democrática y construcción de ciudadanía.

Hemos garantizado todos esos derechos con altos niveles de eficacia y eficiencia aún en contextos adversos y en condiciones precarias.

De tal manera que eliminar la estructura distrital permanente del INE y mutilar el 85% del Servicio Profesional Electoral Nacional, impedirá contar con el personal calificado para la función electoral como lo ordena la Constitución y como se requiere en un país aquejado por la violencia, los conflictos sociales, la cultura de la ilegalidad e impunidad y la desconfianza ciudadana en su clase política. Para el caso de Durango, se afectarían a alrededor de 100 personas con sus respectivas familias tanto del Servicio profesional como de la rama administrativa.

Las y los trabajadores del Servicio Profesional Electoral Nacional accedimos a esta responsabilidad tras ganar un concurso público de selección, nos sometemos a un programa de formación y capacitación y somos evaluados permanentemente. Hemos sido el instrumento del desarrollo democrático del país. Estamos blindados ante los intentos de cooptación de los partidos y gobiernos; nuestra única lealtad es con la ciudadanía a la que servimos. Gobiernos van y vienen, consejeros electorales van y vienen, liderazgos y mayorías políticas van y vienen; la estabilidad y permanencia del Servicio Profesional Electoral Nacional desde la creación del IFE, así como de la rama administrativa ha sido clave en la construcción de nuestra democracia.

Consideramos que la reforma produciría un efecto regresivo, contrario al principio de progresividad de los derechos reconocidos constitucionalmente, y puede generar incertidumbre en torno a las reglas de la contienda electoral.

Con esta reforma se rompe el consenso político logrado en 2014 para que la eficacia, independencia y profesionalismo de las elecciones en la función electoral de todo el país; se cambia un modelo institucional probado que ha dado garantías a todas las fuerzas políticas y confianza a la ciudadanía, por un modelo que solo ofrece riesgos ante la elección más grande y compleja de nuestra historia en 2024. Nuestro deber es alertar a la sociedad, defender el derecho de la ciudadanía a vivir en democracia, y respaldar a nuestro Consejo General en todas las acciones y vías jurídicas que la Constitución establece para salvaguardar la autonomía y profesionalismo del Instituto Nacional Electoral y para seguir garantizando elecciones libres y auténticas como lo mandata la Constitución.

El personal del INE en el estado de Durango.

- Publicidad -


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!