Inicio > Columnas > 7 días de grilla > “Siete días de Grilla”

“Siete días de Grilla”

Inconcebible y hasta apocalíptico lo que está sucediendo en los Estados Unidos, el país más poderoso sobre la tierra y el adalid de la democracia mundial entrampado en alegatos de fraude electoral.

Todo pudiese esperarse de la unión americana, todo, pero no el espectáculo bochornoso protagonizado por el mismísimo presidente, Donald Trump.

El miércoles pasado, Trump mandó una turba de violentos a reventar la sesión del Capitolio en que sería declarado Presidente Electo el triunfador del 3 de noviembre pasado, Joe Biden. Hubo cinco muertos, 18 lesionados y decenas de detenidos.

Se evió la declaratoria de Presidente Electo de momento, pero pocas horas después se anunció sin ningun problema, tras la zacapela en que se derramó la sangre sin ninguna necesidad.

Hizo Trump como que quería meter en orden a sus fanáticos, pero al contrario, cada vez le echaba más gasolina al fuego, pues insiste en que perdió por fraude electoral y no porque los norteamericanos hayan votado en contra suya y que hay que defender el voto del pueblo de los Estados Unidos.

“Yo iré con ustedes caminando a pedir a nuestros Representantes en el Capitolio que reconozcan el triunfo Republicano en Georgia y con eso, yo asumiría el 20 de enero el mando en los Estados Unidos”, dijo Trump en redes sociales.

Tras azuzar a sus fanáticos, la turba se presentó en la sede legislativa de la unión americana y armó el caos que causó los cinco muertos y deccenas de heridos.

Las distintas redes sociales como Twitter, Facebook, Instagram y otras, de inmediato cancelaron las cuentas de Trump por empujar a la gente a la violencia, y aunque la primera había dicho que la cancelación sería por 10 horas, al final procedió como las otras y suspendieron de manera definitiva.

El caos fue ideado y provocado por el propio presidente de los Estados Unidos, por lo que los distintos sectores políticos, incluyendo el Partido Republicano exigieron la destitución inmediata de Trump antes de que cometa otra locura, impidiéndole incluso el acceso a los sistemas de seguridd y atómicos de la unión.

 

Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes advirtió del riesgo en que se hallan no solo los Estados Unidos, sino el mundo entero, por lo que pidió a los  responsables de impidan el acceso de Trump a los sistemas de seguridad, especialmete al área que resguarda los sistemas atómicos.

Algo inconcebible, que el pueblo se esté cuidando de su propio Presidente, cuando debía ser al revés.  No tiene paralelo lo que sucede en el vecino país. Es inconcebible.

Trump es capaz de todo con tal de salirse con la suya.  El miércoles envió directo a la muerte a sus seguidores y le importó poco la vida de esas personas y la de los policías que tenían la obligación de resguardar el orden en el Capitolio.

Ante la circunstancia, la propia Pelosi advirtió que se están buscando las vías legales para detituir al mandatario ante el riesgo de la nación y del mundo.  Advertían los expertos la posibilidd de destituir a Trump por la vía de la enmienda 25 que considera la posible incapacidad de Donald para seguir al frente del gobiero.

El texto del precepto dice que el Vicepresidente de los Estados Unidos ha de destituirlo, para lo que tendría que preguntarle a Donald si todavía es capaz de dirigir a la nación. Si Trump declara que sí es capaz, se queda, pero si después se repite el proceso entonces quedaría fuera de la Casa Blanca,

Mientras tanto, el tiempo avanza y la fecha del relevo cada vez está más cerca y, por los días que faltan para el 20 de enero, quizá ya no tenga caso destituirlo, aunque la posibilidad ahí sigue.

 

Trump, al enterarse de la posible destitución, ablandó su postura y advirtió que la asunción de Joe Biden será pacífica, sin problema, pero que él seguirá peleando por el mando en la unión.

Ante los hechos violentos del Capitolio, no pocos advirtieron que Donald sería capaz de reventar la ceremonia de toma de posesión utilizando incluso todo el poder de la unión, por lo que no pocos aun siguen exigiendo la destitución, aunque Trump ya dobló las manos y parece que se quedará, pero verá llegar a su relevo precisamente el 20 de los corrientes.

Ayer aseguró que ni sueñen con que estará presente en la toma de posesión de Biden.  Ese día tiene partido de golf en Florida y muchos se quedarán con las ganas de ver el cambio de estafeta.

 

La inédita circunstancia que viven los Estados Unidos parece empezar a aclarar la clase de loco que gobernó los últimos cuatro años el país más poderoso sobre la tierra.

Increíble, que en tan poco tiempo un solo hombre haya juntado a tanta gente en su contra.  Sobra decir que quien está mal es él, Donald Trump, y no el pueblo norteamericano.

Trump alega fraude, pero no termina de demostrar su hipótesis.  No aporta una sola prueba de que le robaron en las urnas.

Muchos compañeros de partido del propio Trump le han pedido sensatez, prudencia y equilibrio emocional en los últimos días de su mandato, pero el presidente saliente insiste en que él debía gobernar a la unión los próximos cuatro años.

Y advierte que, aunque haya ganado Biden, la lucha por el poder apenas empieza. Algo incierto que pocos entienden, pues aunque algunos aseguran que está formando un comité para volver a postularse a la candidatura presidencial, en los hechos nadie advierte ni la más mínima posibilidad de volver a triunfar, y menos después de la crisis en que ha sumido a la nación.

 

España vive una de las peores temporadas gélidas de los últimos 50 años. La nieve que está azotando a la madre patria ha paralizado todo, incluyendo el aeropuerto Barajas, por lo que ni es posible llegar ni salir de la capital hispana.

La tormenta Filomena que ha azotado a buena parte de España, ha paralizado todo. Las carreteras están cerradas en todas direcciones por lo que se está pidiendo a los automovilistas se abstengan de salir de casa.

Ayer, muchos choferes fueron rescatados de las distintas carreteras ante la imposibilidad de seguir transitando.  Muchos de pronto fueron sorprendidos por la nieve que no les permitió avanzar ni retroceder.

Van dos personas muertas y algunas lesionadas, por lo que se está pidiendo a la población se abstenga de salir de casa, primero por el coronavirus y después por el terrible temporal.

 

La Organización Mundial de la Salud anunció la muerte de 15 mil personas por coronavirus en las últimas horas en el mundo, lo que advierte que, aun con la vacuna, la pandemia está  más mortifera que nunca.

Durango, con 17 defunciones en las últimas 24 horas, aportó a la gran tragedia que sigue azotando al mundo, pero sobre todo, que se está ensañando en América, de México hacia el sur.

La anotación es obligada en virtud del relajamiento que muchos están dedicando al virus, creyendo que la vacuna que ya se aplica en distintos estados, ya resolvió todo.

Nada más engañoso que eso, toda vez que en las últimas horas la autoridad conoció de poco más de cien contagios o casos positivos, con los que se sumaron 26 mil 751 casos, de los cuales han muerto 1,691 personas.

Los riesgos de contagio son tan intensos ahora como en el peor momento.  No podemos ni debemos dejar de protegernos, de lavarnos las manos de manera frecuente, de usar gel antibacterial o alcohol, de usar siempre cubrebocas y careta, de ser preciso, y de tomar distancia de los demás mínimo metro y medio.

Es molesto, ha de ser nefasto tener que leeer las recomendaciones del último año, pero es nuestra obligación decirle a la gente que los peligros están más vivos que nunca, y que por desgracia, la emergencia se ha llevado a mucha gente, cada vez más cercana a nuestro circulo social.

Mientras no estemos vacunados todos, los peligros de contagio penderán sobre todos los seres humanos.   Sigamos observando las medidas de precaución si es que queremos vivir, de lo contrario, expongámonos y olvidemos la terrible realidad que nos tiene arrinconados a todos desde hace un año.

 

Sin duda ha sido un inicio de año complicado, con situaciones totalmente inesperadas que se han reflejado en muchos aspectos de la vida cotidiana de los ciudadanos, que van desde continuar una serie de medidas necesarias ante una pandemia que parece no tener fin, para evitar contagios de una enfermedad que ha causado estragos en la salud de quienes la han padecido y lograron sobrevivirla, porque su mortalidad también ha quedado de manifiesto en más de 130 mil personas que han perdido la vida en el país, cifra que se multiplica por millones en todo el mundo.

La pérdida de vidas constituye el daño más severo, pues es irrecuperable, al cual se suman los efectos que esta pandemia ha tenido en la economía con afectaciones que aún no es posible medir, pero que son consideradas como las más severas después de las que se presentaron por las grandes guerras que se registraron el siglo pasado, a lo cual hay que sumarle los efectos que la pandemia dejó en la salud de quienes sobrevivieron al Covid-19, las consecuencias sicológicas y emocionales en toda la población al modificar de manera repentina la forma de vida que se llevó durante muchos años, en muchos casos toda una vida.

El recuento de los daños llevará mucho tiempo, pero la pandemia ha dejado situaciones que no se habían visto antes, tanto en el aspecto negativo como en el positivo de los cuales no ha escapado nadie, pues han puesto en evidencia tanto las cualidades humanas reflejadas en actos de solidaridad con los que menos tienen y con los héroes de la pandemia, como son médicos, enfermeras y trabajadores de las instituciones de salud, pero también los defectos de quienes desatienden las recomendaciones para cuidar de la salud y de gobiernos que no tuvieron la capacidad para reaccionar ante el reto que se les presentó, pero será la historia la que juzgará ambos extremos: Las acciones realizadas para enfrentar y atenuar los efectos de la pandemia, así como el desinterés y la irresponsabilidad de quienes aún a estas alturas no quieren enterarse de la realidad.

 

 

Nada que el primer “dedazo” de Mario Delgado en Morena se está haciendo polvo.  Apenas descobijó a Félix Salgado para la gubernatura de Guerrero cuando le sacaron al sol su negro historial.

Le han revivido hasta una denuncia por violación, además de otros dislates que tiene pendientes allá por la Costa Grande, lo que Delgado califica como “intensa campaña sucia”.

O sea que, el primer “dedazo” que hizo Mario, para como van las cosas, ha de tener que meterle reversa, porque chica le viene la persesución a su “diamante” guerrerense.

Y luego, cuando el líder morenista creía resuelto el asunto de Guerrero y que debía empezar a rebarajar los nombres de los otros 14 aspirantes a gubernaturas,  por todos lados empezaron a quejarse de previo “dedazo”, seña de que al interior del Movimiento de Regeneración Nacional se están pegando hasta con la mano del metate.

Morena tenía la obligación de escoger a gente positiva para las candidaturas, gente que sume y no que reste, de modo que… viene una cuesta arriba bastante pronunciada para el partido en el poder, pues como hizo muchas veces el PRI, está sacando las peores mañas para desplazar a gente con veraderos merecimientos.

Obvio resulta concluir que lo que está pasando allá, también está pasando aquí.  Igual, los nombres que se manejan de los suspirantes, pura ficha quemada que no promete mucho.

 

Hablando de bicicletas, en la coalición PAN, PRI, PRD parecen resueltos a jugársela de nuevo con Rocío Rebollo a pesar de la friega que le puso el pueblo apenas hace unos meses.

Uno no entiende a las élites políticas, pero es de suponerse que si el pueblo votó en contra de la ex alcaldesa de Gómez Palacio, por algo lo hizo, pero en los partidos se piensa al revés, creen que el pueblo se equivocó, igualitos que Donald Trump, que asegura que el pueblo falló.

Son ganas de llevarle las contras a la sociedad, son ganas de ir contra la voluntad de Dios, porque la voz del pueblo es la voz de Dios, según los enterados.

O sea, si todavía no se repone de la última friega, porqué no dejan descansar unos meses más a la señora Rebollo y buscan mejores cuadros, mejores perspectivas para presentarle a la sociedad y pedirle su apoyo.  No hay explicación a la reaparición de Rocío, no calienta el cuadro pues, de modo que, no es de esperarse cosa buena.

Los casos de Javier Castrellón y Adrián Alanis son distintos, ambos vienen de una labor eficiente en la administración pública y, claro está, merecen la oportunidad de ir por más.  Ambos ya separados del cargo esperan los tiempos para registros, a inicios de febrero, mientras van diseñando la campaña, sobre cuyos trabajos poco ha trascendido, particularmente por la pandemia.

 

Durango renovará nada más sus cuatro diputaciones federales, que incluye 25 cargos, por tanto es de suponerse un año electoral tranquilo en la medida de las necesidades del gobierno federal.

Es que, la federación espera repetir la mayoría en la cámara de diputados a fin de poder dar tránsito y celeridad a las neceidades reformistas del presidente Andrés Manuel López Obrador, veremos si se lo permite el pueblo.

Ya se habla en algunos mentideros públicos, algunos porque los demás están cerrados por la pandemia, de nombres, de géneros, etc.., aunque todavía le cuelga a esto.

Los registros de suspirantes serán en febrero, de modo que tenemos todavía lo que le resta a enero para elucubrar y sacar conclusiones.

Mientras se calientan las cosas, en los grupos traen ya sus prospectos y, tan radicales están las cosas que se están revalorando las posibilidades de candidatura, pues en el caso de Morena, los interfectos piensan que irán en caballo de hacienda y que ganarán de forma automática.

Son distintas las cosas una vez integrada la coalición Sí Por México, puesto que se dijo desde los orígenes que extraerían lo mejor de la sociedad para presentarle pelea a la Morena, pero…los partidos vuelven a las andadas.

La oposición en México requiere de un cambio radical en las formas, en los usos y las costumbres.  Olvidar de una buena vez las viejas artes de hacer política, porque, visto queda, el  horno no está para bollos. No es posible que, después de derrotados, vuelvan a desempolvar sus nefastos cuadros.   Bueno, es un decir, a ver qué dice la sociedad en las urnas.

 

El próximo martes arrancan los trabajos de construcción del nuevo edificio de la Cruz Roja en Durango que quedará en un punto estratéticamente mejor para cualquier desplazamiento en la ciudad.

Ya se habían tardado en mover la sede de la benemerita institución a un punto con mayor movilidad y de más rápido acceso que donde siempre ha estado, 5 de Febrero y Reforma.

Aunque viene lo mejor del proyecto, su construcción, el delegado de la Cruz Roja en Durango, Guillermo Pérez Gavilán se ha echado a cuestas un gran compromiso, toda vez que no dispone del dinero necesario para llevarlo hasta su final, pero queda claro que requerirá de la colaboración de todos los habitantes de la capital.

El compromiso, obviamente, es de Pérez Gavilán, pero también lo es de los duranguenses en su conjunto, puesto que la Cruz Roja nos sirve a todos y todos debemos poner nuestra parte para que pronto sea una realidad y que pronto, el auxilio de los socorrisas llegue con mayor rapidez y al final puedan salvarse más vidas.

 

La Ciudad de México se ha quedado sin su principal medio de transporte, el Sistema Colectivo Metro, por incendio en las oficinas que controlan la operatividad.

Hasta la hora de redactar la presente no se sabía más del orígen del fuego como para suponer que no hubo la mano negra de alguien para sabotear la movilidad de millones de habitantes de la ciudad más grande del mundo.

Las consecuencias, otro punto extraño del lamentable incidente, es que son cuantiosas. El fuego perjudicó los sistemas computacionales dentro de algo por demás sospechoso, dado que cuando llegaron los bomberos el fuego ya había hecho su parte.

La movilidad de los capitalinos, por suerte y gracias al semáforo rojo epidemiológico, es reducida en estos días, por tanto la afectación es menor, pero lo que parece peor es que, en virtud de los graves daños causados por el fuego, se desconoce cuándo habrá de reanudarse el servicio.

%d bloggers like this: