miércoles, febrero 21, 2024

La Puerta Verde

Publicado:

  • Ambiente Político por Eduardo Serrano

A pesar de la insistencia de Claudia Sheinbaum, de que su proyecto es de puertas abiertas, y no sobra nadie, varios morenistas tienen a la 4T, como la Puerta Negra de los Tigres del Norte: ¡cerrada con tres candados y hasta remachada!, aunque no lo expresan públicamente, algunos están celosos y tienen miedo que por ahí se les cuelen perfiles que les roben cámara, principalmente los provenientes de las filas Ebrardistas. En efecto, es muy importante que se concrete la operación cicatriz, tal como lo ha venido haciendo Lulú García Garay, presidenta estatal de MORENA, quien recientemente se reunió con Nacho Aguado, uno de los más leales integrantes del equipo del excanciller, acción que replicó Gerardo Villarreal dirigente del PVEM en Durango, quien abrió la Puerta Verde a la posibilidad de candidatear a Nacho, pues ha de pensar que estando encerrada la estrategia cuatroteísta, van a dejar pronto de quererla, lo que complicaría, al menos en nuestra entidad, el avance de la Cuarta Transformación.

Sin embargo, la Puerta Verde ni 100 candados, van a ser determinantes en el resultado electoral, si postulan candidatos poco rentables. En ese sentido, Gerardo Villarreal tiene la gran responsabilidad de realizar una selección competitiva, que garantice el crecimiento de su partido, es decir, que mantenga la curul en el Congreso Local y contribuya con buenos números a la coalición “Sigamos Haciendo Historia”, porque sería catastrófico que la Puerta Verde fuera culpable de un resultado adverso, derivado de postulaciones desatinadas, que terminen haciéndole ver a la Cuarta Transformación, que la Puerta Verde, sale sobrando en ese proyecto. Villarreal Solís podría echar mano de perfiles como Ángela Rojas, alcaldesa de Canatlán; Alan González en la capital, y de Rosa Isela de la Rocha en la zona sierra, una de las más recientes incorporaciones, que le arrebató a Acción Nacional, siendo todavía, diputada federal suplente.

Desde luego, la Puerta Verde también cuenta con perfiles en la Comarca Lagunera y en el resto del estado, que han mantenido su capital en el Ambiente Político, permitiéndole estar en la mesa de negociaciones de la 4T, lo que lo hace atractivo para la llegada de Ebrardistas, que deberán someterse al método de encuestas para verificar su grado de competitividad electoral, más allá de que continúen los reclamos con algunos morenistas, como si ellos nunca el “amor” cuatroteísta hayan gozado, y aún así, la Puerta Guinda se las cerraron. Los esfuerzos de Lulú García y Gerardo Villarreal están orientados, precisamente, a abrir las puertas, sumar voluntades y cumplir con el llamado de Claudia Sheinbaum, quien dicho sea de paso, estará el próximo día 15 de diciembre, y habrá de constatar que ninguna puerta, ni la Guinda ni la Verde, podrán a ella detenerla.

Insisto, pero la Puerta Verde no es, -ni será-, la culpable de que por dentro de las filas morenistas se estén quejando. El enemigo a vencer en la Cuarta Transformación, es su propia división interna, aquella que ha derivado en derrotas, posteriores al tsunami del 2018, causado por el efecto Lopezobradorista. Una actitud equivocada de los Ebrardistas, al pretender presentarse como un “equipo elite”, puede complicar la operación cicatriz, ampliando aún más esas diferencias al interior, que no les permiten avanzar en la unidad. Las encuestas, ciertamente, favorecen a Claudia Sheinbaum, pero nada garantiza que las candidatas o candidatos que postule la coalición “Sigamos Haciendo Historia”, gocen de la misma diferencia porcentual, lo que significa que, si continuan con sus caprichos en la 4T, de todos modos, Sheinbaum Pardo logrará su objetivo en el resto del país, pero, aquí en Durango, cualquier Puerta, incluyendo la Puerta Verde, saldrá sobrando.

 

 

- Publicidad -


spot_img

Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!